Terestella González Denton
💬

El impacto del COVID-19 en el sector de turismo

“El impacto a la industria de turismo es más severo que nada de lo que hemos experimentado en el pasado, incluyendo la crisis del 9/11 y la recesión del 2008”. Estas fueron las expresiones de Chip Rogers, presidente y CEO de la Asociación Americana de Hoteles y Hospederías (AHLA), durante una reunión con el presidente Donald Trump. Recalcó que la situación que la industria de viajes y turismo está experimentando no tiene precedente y no puede compararse a ninguna otra.  

Los CEO de las principales cadenas hoteleras en los Estados Unidos se reunieron en la Casa Blanca con el presidente, Donald Trump, para discutir lo apremiante que es contar con el apoyo de la Casa Blanca y del Congreso, para evitar la debacle en un sector de la economía del país, donde el recurso humano es su mayor herramienta y capital. Actualmente la AHLA estima que cuatro millones de empleos se perderán en las próximas semanas. El llamado al presidente es que tome acciones inmediatas y proteja estos empleos y apoye a los pequeños operadores y empresarios relacionados al sector turístico y de viajes. 

Un estudio realizado por Oxford Economics indica que la presente reducción de un 30% en la ocupación hotelera resultará en la pérdida de cuatro millones de empleos, $180 mil millones en salarios y $300 mil millones menos al Producto Nacional Bruto de los Estados Unidos. Uno de cada 25 empleos en la nación está relacionado al sector del turismo, representando un total de 8.4 millones de empleos, $97 mil millones en salarios y una contribución de $660 mil millones al GNP anualmente.

Las estrategias que presentaron estaban enfocadas en dos áreas principales: mantener y/o reclutar nuevamente a sus empleados, y/o prevenir el cierre de los hoteles, a través de préstamos a bajo interés o acceso a capital, especialmente para los pequeños empresarios. Las marcas hoteleras tales como Best Western, Choice Hotels, Hilton, Hyatt, Intercontinental, Marriott, MGM Resorts International y Pebblebrook Hotel Trust, se unieron en esta petición al Congreso y al presidente. 

A nivel mundial también este sector ha sido seriamente impactado con una pérdida estimada de $820 mil millones. El World Travel and Tourism Council (WTTC) estima que se pierdan alrededor de 50 millones de empleos a nivel mundial en el sector de viajes y turismo. 

En nuestra isla, hemos logrado reponernos de los huracanes Irma y María, del terremoto, de la percepción de corrupción política, la falta de seguridad y las epidemias como el zika. Ahora llega el COVID-19. La verdad que lo que hemos tenido que vivir parece sacado de una película de ciencia ficción.   

Tenemos un sector que representa una aportación de casi unos 3.5 mil millones de dólares a nuestra economía y alrededor de 90,000 empleos directos, indirectos e inducidos. Somos una isla y dependemos tanto del acceso aéreo como marítimo para mantener la interconexión internacional. Ya comenzó el sector del turismo a sentir el impacto con la retirada de los cruceros y las restricciones aéreas tanto nacionales como internacionales. Es vital que el sector privado y el público se sienten a definir estrategias que apoyen una rápida y efectiva recuperación.  

El WTTC especifica que 1) este es un reto mundial y no local. Todos formamos parte de esta esfera internacional y estamos interconectados; 2) no es solamente una emergencia mundial de la salud, sino también económica. Hay que hacer un balance entre la salud, el desarrollo económico y los derechos humanos; 3) debe existir mesura en las reacciones y restricciones que se imponen tanto por parte del sector público como privado y 4) no hagamos generalizaciones ni estigmaticemos a sectores, grupos o individuos. 

Aunque el WTTC, en una reciente comunicación, reconoce la increíble fuerza del sector turístico, recalca que los gobiernos deben tomar medidas que apoyen al sector de viajes y turismo, removiendo las barreras y estableciendo políticas fiscales, incentivos y apoyo al sector privado. 

Las recomendaciones adicionales al sector son:

1. El apoyo y colaboración entre el sector público y privado es esencial. Hay que manejar esta situación con planes y estrategias cónsonas con la realidad y con la necesidad. Es vital que tengamos un plan de recuperación. 

2. El miedo y el pánico no ayudan. Margaret Chan, exdirectora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), manifestó que el 90% de las pérdidas económicas durante situaciones como estas resultan de la falta de coordinación y del miedo por parte el sector público de tomar medidas drásticas para evitar el contagio. 

3. Cada país aprende de las lecciones que otros países nos puedan brindar. China precisamente ya comenzó a establecer estrategias innovadoras, estableciendo lineamientos políticos de manejo de emergencia y preparación nacional, así como inversión en infraestructura que apoye una rápida respuesta. 

4. Educación para reducir el miedo y el pánico. Este tipo de eventos deben manejarse con cautela y los medios tienen una gran responsabilidad de comunicar los mensajes como son y, sin sacarlos de contexto, ya que esto puede tener repercusiones nefastas en un futuro. 

5. Apoyar al sector empresarial y comercial. Si esto resulta en pérdidas sustanciales de empleos, la recuperación del país puede durar más de lo previsto. Lograr retener los empleos por parte del sector privado apoyará no solamente la recuperación económica sino el bienestar ciudadano. 

El problema no terminará después de estas dos semanas de cuarentena forzada. La problemática se verá incrementadacuando mucha de nuestra gentedeje de recibir sus sueldos y existan serios problemas de liquidez. Esto conllevará situaciones graves de origen económico que, a su vez, traerán consecuencias sociales y situaciones de inseguridad que agravarán la situación.

Nuestro gobierno (de hecho, todos los gobiernos) deberían tener como prioridad la creación de un plan inmediato de relanzamiento de la economía, (incluyendo el turismo) e implementar medidas fiscales de ayuda a los pequeños negocios, vitales para mover poco a poco las ruedas de la economía.

Colaboremos con los esfuerzos de recuperación y solicitemos que tanto el sector público como el privado tracen una agenda común que permita que al finalizar esta pandemia podamos regresar a una vida más o menos normal en un tiempo razonablemente corto.




Otras columnas de Terestella González Denton

martes, 12 de mayo de 2020

La era de las cucarachas

En el sector turístico, este es el momento de ser creativos, de ser rápidos, de adaptarse a los cambios, es nuestra oportunidad de sobrevivir pese a todo, dice Terestella González Denton

viernes, 29 de noviembre de 2019

Alerta en el sector de cruceros

Estos tiempos ameritan que busquemos soluciones efectivas para fortalecer un sector del desarrollo económico del país que ha probado ser importante, eficaz y esencial como lo son los cruceros, plantea Terestella González Denton

sábado, 28 de enero de 2017

¡Hay turismo, hay futuro!

Terestella González Denton, decana en la Universidad del Este. resalta el valor del turismo en Puerto Rico como activo para su desarrollo económico.