Gheidy de la Cruz

Punto de vista

Por Gheidy de la Cruz
💬

En República Dominicana la suerte ya está echada

La participación de los dominicanos en el proceso de primarias simultáneas de los dos principales partidos políticos en República Dominicana ha sido histórica, y de notable interés para nuestra diáspora.

Ha sido de tanto impacto que se organizaron en grupos de simpatizantes, no solo desde Puerto Rico sino en diversos estados de los Estados Unidos y otros países, para viajar y poder participar en los recintos dispuestos en el país.

La Junta Central Electoral excluyó las votaciones en el exterior para el proceso primarista, a pesar de haber registrado más de 500,000 dominicanos, lo que muchos de nuestros compatriotas, han catalogado como una discriminación para las diáspora.

Sin embargo, esto no los detuvo y hubo hasta quienes, a través de las redes sociales, hablaron de rentar aviones, publicando fotos ya listos en los aeropuertos para viajar al país, ejercer su voto y no quedarse fuera.

Este proceso ha sido vital porque puede representar un cambio, incluso a lo interno del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), donde el presidente Danilo Medina endosó públicamente al precandidato, Gónzalo Castillo, exministro de Obras Públicas, quien se disputa la candidatura presidencial con el expresidente Leonel Fernández.

Esto ha representado una lucha interna entre el actual mandatario Medina y Fernández, cuyos resultados podrían desencadenar en una división aún mayor, de acuerdo a los resultados de estas primarias. 

Será vital, porque desde la oposición, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) ha promovido dos corrientes, la del expresidente Hipólito Mejía y, por otro lado, la de Luis Abinader, quien aspira por segunda ocasión a esta nominación, con la ventaja de que su juventud le permite mantener su carrera política más allá de los resultados de hoy, domingo.

Ambos han sido los únicos que han enfrentado y criticado el manejo del estado y la alegada corrupción.

Este proceso que ha propiciado la aplicación del voto electrónico, lo que sido una experiencia de aprendizaje en nuestro país, acostumbrado a modelos desfasados y evidentes fraudes electorales. 

La credibilidad del organismo rector del proceso está en juego, y lo que se refleje hoy con los informes de los observadores serán indicadores de lo que podría ocurrir en las próximas elecciones. 

¡Ahora solo falta esperar los resultados porque la suerte ya está echada!



Otras columnas de Gheidy de la Cruz

viernes, 3 de julio de 2020

¿Qué se espera de la jornada electoral dominicana?

Vaya con su mascarilla, protéjase, mantenga la distancia, pero ejerza su derecho democrático. Las urnas son la mejor manera de expresión, por nuestra democracia, por nuestra patria, dice Gheidy de la Cruz