Marcia Rivera
💬

Esta vez emigrar no será una alternativa

Estados Unidos es hoy el país más azotado por el COVID-19. Nueva York pasó de ser el símbolo de opulencia y exuberancia mundial a uno de penuria y dolor. La ciudad que se ha ufanado de tener los mejores hospitales, centros médicos y personal, ha sido desbordada por la demanda sanitaria. Las proyecciones de impacto del virus sobre la ciudad son alarmantes en término de vidas – acercándose rápidamente a 2,000 muertes diarias– así como de cierre de empresas, colapso de industrias y de trabajadores desplazados. El país de la esperanza y las oportunidades se pulveriza ante nuestros ojos, dejando claro la necesidad de un gobierno efectivo.  El racismo institucionalizado se ha develado con claridad al confirmarse que la población afroamericana y latina están acumulando muertos en proporciones insólitas. ¿Por qué ha sido tan virulento el COVID-19 en el país de mayor relevancia mundial?

Otras columnas de Marcia Rivera

jueves, 13 de agosto de 2020

El papel aguanta todo: los implicados no aprendieron nada

La decisión del Tribunal Supremo salva la situación, pero debió ser más fuerte y fijar responsabilidades, porque los implicados no parecen haber aprendido nada de la experiencia del 9 de agosto, plantea Marcia Rivera

lunes, 10 de agosto de 2020

Primarias 2020: nocaut a la confianza

Lo que hemos visto en el proceso primarista confirma que tiene fundamentos el desprestigio en que han caído prácticamente todas nuestras instituciones gubernamentales, escribe Marcia Rivera

viernes, 10 de julio de 2020

Un debate indiferente a los problemas de la gente

A los precandidatos del PPD les faltó pasión para convocar a pensar colectivamente en cómo organizar la vida tras la pandemia y otros impactos del cambio climático, escribe Marcia Rivera