Carlos E. Ramos González
💬

Juez Juan R. Torruella: su sitial en nuestra historia

En 1974, Juan R. Torruella del Valle fue designado juez de distrito federal en una década muy convulsiva para los Estados Unidos y Puerto Rico. Apenas se iniciaba como juez, se convirtió en uno de los primeros jueces federales en ordenar el cierre de una institución penal por violaciones a los derechos constitucionales federales de los confinados. Tras semanas de litigio intenso, en febrero de 1976 prohibía de forma inmediata nuevos ingresos y ordenaba la clausura permanente de la cárcel La Princesa, a ser efectiva unos meses más tarde. Sus expresiones al final de la orden aún retumban nuestra conciencia: “Nos sentimos obligados a decir que ha sido muy difícil escuchar la prueba en este caso sin una creciente indignación y tristeza sobrecogedora. La Princesa, nombre inapropiado, es un monumento notorio a la inhumanidad de los seres humanos sobre otros seres humanos”. Esta decisión se convirtió en la precursora del caso histórico que le seguiría: el caso conocido popularmente como Morales Feliciano.

Otras columnas de Carlos E. Ramos González

viernes, 8 de enero de 2021

¿Un nuevo constitucionalismo norteamericano?

¿No será que se han creado las bases para una nueva forma de entender el derecho constitucional norteamericano? Los nuevos jueces y juezas federales, ¿cómo entenderán a este imperio que se sigue negando a sí mismo?, escribe Carlos E. Ramos González

martes, 5 de enero de 2021

Los intentos “golpistas a lo americano” de Trump

No debe descartarse que en este cuerpo legislativo diseñen alguna maniobra procesal golpista a ejecutarse a través de su siniestro vicepresidente, escribe Carlos E. Ramos González

viernes, 6 de noviembre de 2020

Los pleitos de Trump

Este individuo que preside una de las naciones más poderosas del mundo sabe que si pierde, le esperan una gran cantidad de litigios y quizás acusaciones criminales. Por eso y por muchas otras razones luchará hasta el final, escribe Carlos E. Ramos González

miércoles, 7 de octubre de 2020

La estadidad como fin público

Ahora la estadidad/igualdad es un fin público constitucionalmente válido que puede ser financiado con el dinero de todos los contribuyentes, escribe Carlos Ramos González

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: