Miguel A. Reyes Walker

Punto de vista

Por Miguel A. Reyes Walker
💬

La larga trayectoria de la educación a distancia

Desde que comenzaron los terremotos en la zona sur de Puerto Rico, se ha estado discutiendo el valor añadido de la educación a distancia (ED). Sin embargo, me he percatado de que la mayoría de las personas que en los medios masivos discuten el tema tienen la idea de que la ED es un fenómeno del siglo 21. Eso no es cierto. 

La ED se originó en Europa a mediados del siglo 19 y en los Estados Unidos se comenzó a usar para 1873. A esa primera generación de la ED se le conoció coloquialmente hasta el fin de la década de 1970 como “estudios por correspondencia”. A mediados del siglo 20 la Universidad Abierta Británica, institución pública fundada en 1969, fue líder en la ED con multimedios. Esta institución europea integró en sus módulos (junto al material escrito por correo) la radio, la televisión y la comunicación telefónica.

Ya en la década de los 1980 se integran las tecnologías como las audio-cintas, las videocintas y posteriormente los CD y los DVD. Los satélites comerciales hicieron posible por primera vez la interacción entre estudiantes y docentes mediante la videoconferencia. 

La década de los años 90 trajo consigo, además de la caída del Muro de Berlín, el acceso popular a la internet. Esta tecnología hija de la Guerra Fría, desarrollada por las fuerzas militares de Estados Unidos hacia la década de 1960 se llamó Arpanet. Para 1985 Arpanet había perdido su función militar y se fusionó con otras redes académicas que se habían desarrollado paralelamente, formando la internet. El acceso a esta tecnología provocó grandes transformaciones en la ED.  

En Puerto Rico la ED con tecnologías electrónicas se inició en 1936 con la Escuela del Aire, programación radial gratuita que enseñaba inglés, español y cultura puertorriqueña. La DIVEDCO se fundó en 1946 y llevó temas diversos de educación social mediante la exhibición gratuita de filmes criollos a través de la Isla. Este proyecto es considerado a nivel mundial pionero de la educación a distancia con tecnología audiovisual. 

En 1958 se fundó la WIPR Canal 6, en el cual se transmitían cursos del Departamento de Instrucción Pública para completar la escuela superior desde casa. En esa misma tradición, pero ya dirigido a estudios universitarios, en 1978 se fundó el Centro de Estudios Televisados, que transmitía cursos básicos universitarios mediante televisoras comerciales y posteriormente en 1985 comenzó a transmitir por WMTJ Canal 40. Con todo y la situación de deterioro y rezago con la cual hoy se proyecta la UPR, esta institución fue la primera en todo el Caribe en tener un aula virtual.

En fin, la educación a distancia es una gran herramienta que debemos continuar usando y desarrollando, pero debemos considerar que esta modalidad no es para todo tipo de alumno. La edad, los hábitos de estudio, la capacidad de padres y tutores a integrarse al proceso educativo y la disciplina familiar son algunos de los pilares para el éxito de las y los educandos en modo a distancia.