Carlos Bermúdez

Punto de vista

Por Carlos Bermúdez
💬

Llegamos a París

Hoy es un día dorado para la industria de la moda en Puerto Rico.

La diseñadora puertorriqueña Miriam Budet presenta su colección de otoño como parte de la Semana de la Moda en París, lo que la convierte en la primera puertorriqueña en ser parte del calendario parisino de la moda. París es una de las capitales más importantes del mundo en esta competitiva industria. París no es solo la Ciudad de Las Luces, sino el epicentro de la alta costura y el destino más soñado por cualquier diseñador global.

La pasarela de Miriam Budet es histórica y lo logró ella. Es orgullo para su familia, para los que hemos visto su evolución y para todo Puerto Rico. Miriam, quien es parte de San Juan Moda desde sus inicios, trabajó duro, soñó y ganó. Hoy su nombre se une al de figuras latinas como Oscar de la Renta y Carolina Herrera, que también vencieron en París. Se une también a los de Mónica Puig, Adriana Díaz, Tito Trinidad, entre otras glorias de isla que conocen de compromiso, dedicación y sacrificio.

Cuando comencé San Juan Moda en 2013, nuestro equipo planificó un evento para la industria de la moda, que provee empleo directo e indirecto a miles de puertorriqueños. Nuestro objetivo iba mucho más allá de proveerles una vitrina a diseñadores establecidos. Siempre tuvimos la visión de proveerles las mismas oportunidades a jóvenes promesas del diseño de modas, de acercar y humanizar una industria que por años fue clasificada de elitista y vanidosa, ignorando así el potencial de expandirla a diversos públicos y clientelas y pasando por alto el motor económico que esta representa.

San Juan Moda es una organización afirmativa que además está consciente de la actividad económica que esta industria genera. Provee ingresos a miles de costureras y costureros, bordadores, estilistas, maquillistas, pintores, ambientalistas, decoradores y, artesanos del tejido, accesorios, zapatos y joyería.

En nuestras nueve ediciones han desfilado más de 200 diseñadores. Nos llena de orgullo contar entre estos con figuras internacionales, lo que añade otra perspectiva al evento y lo convierte en un intercambio global que le abre posibilidades comerciales y de exposición a cada participante.

El mercado y el mercadeo de la moda han cambiado radicalmente y evolucionado de acuerdo a los tiempos y la tecnología. Hace décadas dejó de ser un desfile pequeño para círculos privilegiados. La moda es arte, es tendencia y es reflejo de la historia y los tiempos.

Las pasarelas también han cambiado. Hoy en día la Fontana de Trevi, las calles de La Habana, o El Morro de San Juan se transforman en pasarelas memorables.

San Juan Moda responde a una nueva era en la industria de la aguja y el diseño, y a una nueva generación de artistas y diseñadores que no conocen de barreras ni muros. 

Pretendemos dar la mano y fomentar las opciones disponibles para estimular, no solo la creatividad y originalidad de nuestros talentos y empresarios, sino igualmente estimular una industria en crecimiento con un potencial inimaginable y sin límites.

Esta es una industria que no se rindió ni ante la furia de Irma y María. Como todos los sectores, tuvo una pausa en las ventas y la manufactura pero nunca en la imaginación y la productividad. Prueba de esto es el paso tan importante que da hoy Miriam Budet en el marco de la semana de la moda de París, en el Hotel D’ Evreux. Orgullo de San Juan Moda y de Puerto Rico.

Otras columnas de Carlos Bermúdez