Orlando Parga
💬

¡Manden a buscar a Melecio!

Admitidas las limitaciones, los defectos y errores de nuestra historia colonial, la sociedad puertorriqueña brilla a la hora de ir a votar; nos guste o no el resultado final, cuando se nos convoca a votar respondemos con ejemplar compromiso democrático. En otras jurisdicciones de Estados Unidos – cuna de la democracia moderna – el derecho a votar para constituir gobierno se ejerce con menos pasión que en la nuestra; el porcentaje de participación varía por regiones, pero nunca alcanza los niveles acostumbrados a Puerto Rico. En otros países de nuestro entorno caribeño y latinoamericano la validez del sufragio electoral se ha visto en precariedad o dado a la sombra de regímenes dictatoriales. En suma… a la hora de votar y contar los votos, ¡Puerto Rico en verdad es rico!

Otras columnas de Orlando Parga

sábado, 19 de septiembre de 2020

Míster Trump tiene toda la razón

Orlando Parga declara que la desgracia de la presidencia de Trump enseña que, más que bonanza económica, la estadidad representa dignidad y fuerza democrática para que Puerto Rico se valga por cuenta propia

miércoles, 16 de septiembre de 2020

Gobernar como el perro del hortelano

Orlando Parga señala que cuando el gobierno pretende abarcarlo todo y todo decidirlo, la consecuencia es el estancamiento que se vive

viernes, 11 de septiembre de 2020

La estadidad no es para los pobres

En esta época, la estadidad no es para los pusilánimes o pobres de espíritu… es para los valientes y arrojados que estén dispuestos a exigirla y lucharla, dice Orlando Parga