Ana Teresa Toro

Punto de vista

Por Ana Teresa Toro
💬

Máscaras caídas

No hace falta ser puristas. Todos y todas ejercemos distintos grados de performatividad en nuestra vida cotidiana. No solemos hablar igual en el trabajo que en el hogar, o comportarnos con el mismo desparpajo que lo haríamos entre amigos, en espacios que nos requieran alguna formalidad. En tiempos de distanciamiento social e hiper virtualidad lo vivimos aún con mayor frecuencia. Protagonizamos todos los días frente a una pantalla, la puesta en escena de los múltiples “yo” que nos habitan y hasta ahí no hay nada extraño o singular. Sin embargo, cuando esta realidad se traduce y se manifiesta en los mensajes que recibimos como ciudadanos por parte de las máximas autoridades del país —y más aún en medio de una crisis de salud de proporciones globales— es preciso observar estos desdoblamientos del carácter con un poco más de atención. 

Otras columnas de Ana Teresa Toro

miércoles, 26 de agosto de 2020

Los puertorriqueños: ¿migrantes con pasaporte?

Las expresiones de Kimberly Guilfoyle sobre la experiencia “migratoria” de su madre puertorriqueña han avivado una vez más el debate en torno al ambiguo lugar de los boricuas dentro de la comunidad latina, dice Ana Teresa Toro

martes, 11 de agosto de 2020

Matar al padre

La crisis eleccionaria que vive el país es una oportunidad más para acabar con el voto que se ejerce por tradición familiar por el PNP y el PPD, dice Ana Teresa Toro

domingo, 9 de agosto de 2020

Esto es un cementerio

Ante el desastre que el país ha vivido durante el proceso primarista ya no basta hablar de una crisis en las instituciones. Esto es un ataque total a los cimientos de la poca democracia que ostenta Puerto Rico, dice Ana Teresa Toro

jueves, 6 de agosto de 2020

La vida a cuadros

Si bien el internet nos permite mantenernos conectados a pesar de las inevitables distancias, hay que reconocer que es agotador el inútil ejercicio de tratar de reproducir la vida como era, de manera virtual, dice Ana Teresa Toro