Zacha Acosta González
💬

Mónica Puig hizo posible el “¡sí, se puede!”

El deporte femenino puertorriqueño bajo el sello del Movimiento Olímpico tiene sus figuras dentro de la historia. Muchas de ellas fueron propulsoras al abrir los caminos inexistentes y dificultosos para que la mujer fuera valorada en el escenario competitivo. Las angostas veredas deportivas siguen abriéndose con más impulso, más determinación y sin miedo al éxito, porque todavía falta educación, compromiso y atrevimiento de reconocer el talento de la mujer.

Otras columnas de Zacha Acosta González

jueves, 11 de agosto de 2022

Jaime Espinal, sí te recordaré como un gran luchador

Si algo me deja nuestra relación atleta-exatleta-comunicadora es la reafirmación de que para lograr una meta para un país se debe luchar, levantarse de las caídas, celebrar los triunfos y tener un aliento de fe, escribe Zacha I. Acosta González

sábado, 29 de enero de 2022

La violencia doméstica muta como un virus

Ese miedo, también, me sostiene en mi independencia de hacer valer la justicia y continuar con más fuerza la educación y la transformación de mi entorno, para conseguir la cura de este mal social, escribe Zacha I. Acosta González

jueves, 30 de septiembre de 2021

LUMA y AEE, bendecidas por el árbitro

El cambio dentro del equipo encargado de la energía eléctrica debe hacerse con los mejores talentos y no depender de un árbitro que no les cante los ‘strikes’, escribe Zacha I. Acosta González

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: