Anibelle Sloan
💬

Otra decepción en el caso de Andrea Ruiz Costas

Toda mujer que ha caminado sola por la noche en un estacionamiento sabe que eso asusta, que se aprieta el paso y se mira hacia todos lados, rogándole a Dios que pueda entrar a salvo a su automóvil. Si cuando está llegando se da cuenta de que hay un hombre esperándola, acechándola, se sentirá aterrada. Muchas veces me he imaginado a Andrea Ruiz Costas en esa situación, tal como se lo narró a la jueza cuando fue a pedirle protección, al declarar que salía de noche de su trabajo y en el estacionamiento estaba su expareja, esperándola en la oscuridad.

Otras columnas de Anibelle Sloan

martes, 18 de enero de 2022

Por qué el Congreso arrastra los pies, Comisionada

Esto no tiene que ver con el status político que uno favorezca, sino con hacer las cosas bien, tomando en cuenta a los que piensan como uno y a los que difieren de nuestro punto de vista, escribe Anibelle Sloan

domingo, 16 de enero de 2022

Cierre de escuelas: nunca más otra Julia Keleher

El Departamento de Educación planifica cerrar escuelas adicionales, con el agravante de que se trata de planteles especializados en arte, música y agricultura, escribe Anibelle Sloan

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: