Silverio Pérez
💬

Puerto Rico: sin prudencia ni balance

A los que se nos conoce como personas que tratamos de pensar el país y lo expresamos en columnas, canciones, sátiras o redes sociales, la gente suele hacernos la pregunta de cómo vemos las cosas. No sé en específico a qué se refieren, pero intuyo que esperan que uno les de una especie de estado de situación del país pues desconfían del análisis de los políticos.

Sin lugar a dudas nos ha tocado vivir tiempos borrascosos. Quién iba a pensar que la principal economía del planeta, la nación con los mejores recursos de la tierra, se iba a convertir en el epicentro de la pandemia del coronavirus, única y exclusivamente por la visión retrógrada de su presidente, que sigue en negación de la realidad que le ha tocado vivir. Estados Unidos, que solo tiene el 5.5% de la población mundial, cada día rompe nuevos récords de contagios, que ya ascienden al 25.3% de los contagiados del mundo, con el 24.7% de las fatalidades del planeta. Los científicos y epidemiólogos coinciden en que la nación que celebró el pasado sábado su independencia, va por mal camino.

En Puerto Rico, que además de la pandemia nos enfrentamos a una economía quebrada, a un sistema educativo en precario y a un Departamento de Salud que no acaba de dar pie con bola, entre otras desgracias, las primarias a celebrarse el 9 de agosto próximo hacen que algunos políticos pierdan la prudencia y el balance.

La gobernadora Wanda Vázquez tenía un excelente punto de apoyo para su campaña, gracias a la decisión temprana que tomó de poner en funcionamiento un toque de queda con distanciamiento social antes que en ninguna otra jurisdicción de los Estados Unidos. Pero ante las investigaciones que realizó la Cámara de Representantes, aliada de Pedro Pierluisi, sobre las compras millonarias de las pruebas para el coronavirus, que culminó con referidos a Justicia y a las autoridades federales, la gobernadora decidió contraatacar responsabilizando a Ricardo Rosselló y a Pierluisi de la desaparición de propiedad de La Fortaleza que apenas alcanzaba los $14,000.

La familia Rosselló sigue gozando de mucho aprecio de un gran sector del corazón del rollo de ese partido. Quien le recomendó esa estrategia a la señora gobernadora tendrá que rendirle cuentas la noche de la primaria. Pierluisi, por su parte, no puede quitarse de encima el haber sido abogado de la Junta de Control Fiscal, organismo que no goza de ningún aprecio en la población puertorriqueña. Los comentarios de la gente esta semana ante la salida de su presidente, José Carrión III, y otro miembro de la Junta, Carlos García, se reducían a un “gracias por nada”. La Junta tiene un presupuesto anual de $60 millones que paga el pueblo de Puerto Rico. Triste situación para la gente que pertenece al Partido Nuevo Progresista al tener que escoger entre una gobernadora que cambia de parecer según soplen los vientos alisios y un ex abogado de la Junta.

En el Partido Popular la primaria luce más tranquila, tal vez aburrida. A diferencia de la del PNP, los dos candidatos y la candidata a la gobernación se enfrentarán en debates donde los miembros del Partido Popular podrán aquilatar sus propuestas. Pero hay cambios notables de posturas. Carmen Yulín Cruz, que la gente la percibía distante del tradicional PPD, ha adoptado el Pan, Tierra y Libertad como “slogan”. De Charlie Delgado siempre se supo que simpatizaba con las posturas soberanistas, hoy reniega de ellas. Eduardo Bathia carga con el san Benito de haber favorecido la privatización de la AEE y las escuelas charters, pero ahora ha planteado una interesante propuesta cooperativista como base del desarrollo económico.

La primaria va a medir cuánto entusiasmo aún generan los dos partidos tradicionales. La sospecha es que muy poco. Es posible que el 9 de agosto el dato más importante que surja de esa primaria es que esos dos partidos, que se han turnado el poder desde 1968, no logran sumar más que el resto de la gente apta para votar.

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 11 de agosto de 2020

Primarias 2020: la tormenta perfecta

Estos cuatro años de la administración del Partido Nuevo Progresista se han caracterizado por el derrumbe de instituciones imprescindibles para que el pacto social entre ciudadanía y gobierno se sostenga, dice Silverio Pérez

lunes, 22 de junio de 2020

La nube que nos arropa en Puerto Rico

La firma del Código Electoral por la gobernadora, tras prometer que no lo avalaría sin el consenso partidista, lanza sobre el deteriorado clima electoral de Puerto Rico una nube más densa que la del Sahara, declara Silverio Pérez

martes, 26 de mayo de 2020

Ese 2 de agosto de victoria cívica

Silverio Pérez propone que se declare el 2 de agosto Día de la Acción Cívica para celebrar el triunfo cívico y las lecciones del verano del 19