Cezanne Cardona Morales
💬

Scooby-Doo, Samuel Beckett y nosotros

Ninguno de los candidatos a la gobernación podrá mejorar la técnica anticorrupción de los dibujos animados de Scooby-Doo. Hasta mi madre, que era fanática del pesimismo feliz de Samuel Beckett y trabajaba en el Centro Judicial de Bayamón, se acomodaba en el sofá de todos los sábados de mi niñez a ver ese capricho justiciero que colindaba con la venganza más tierna: el placer de desenmascarar.

Otras columnas de Cezanne Cardona Morales

sábado, 3 de diciembre de 2022

Orejas de pescado

Es obvio que el activismo pasa por su peor momento. ¿Qué diferencia existe entre aquel seguidor de Trump que se robó el podio de Nancy Pelosi y los que lanzaron sopa de tomate a Los girasoles de Van Gogh?, cuestiona Cezanne Cardona Morales

sábado, 19 de noviembre de 2022

19 días y 500 noches

Nada de eso pasará. Vendrá la indignación chiquita y luego todo seguirá igual, pues con estas sentencias han sustituido el típico sonido de la burla por las siglas con las que solemos referirnos a la universidad: ‘upi, upi’, escribe Cezanne Cardona Morales

sábado, 12 de noviembre de 2022

Melancolía de izquierda

¿Acaso eso no es lo mismo que ocurre con las ideas y las palabras que heredamos del siglo XX? ¿Qué se hace cuando ciertos términos (izquierda, derecha, comunismo, soberanía, colonia, identidad) tienen el cañón mohoso?, cuestiona Cezanne Cardona Morales

sábado, 29 de octubre de 2022

Al final siempre ganan los monstruos

Así que las opciones de disfraces para este Halloween son módicas: comelón de cerdo chorreando sangre conforme a fray Íñigo Abbad; vago andrajoso de acuerdo con O’Reilly; puertorriqueño sin rebelarse según Betances, escribe Cezanne Cardona Morales

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: