Lillian Rivas

Punto de vista

Por Lillian Rivas
💬

Ser boricua… it’s a choice

Antes de ver las montañas mi mamá me contaba de ellas. Me describía la casita con piso en barro en donde se crio con sus 11 hermanos en una loma de Orocovis. Mientras cocinaba arroz con habichuelas en la casa de Chicago, describía con detalle cómo de niña trabajaba en la finca de sol a sol con Papá Manuel, mientras que abuela Dominga pescaba guábaras en el río. Recordaba cómo conoció a Julio, mi papá, en una promesa en la casa de Tonín, en el barrio Pedro García, de Coamo, mientras él tocaba el cuatro y ella le cantaba a la Virgen. Le brillaban los ojos azules cuando recordaba su boda y cómo luego de casarse decidieron irse al duro frío de la ciudad ventosa para buscar una mejor vida.

Otras columnas de Lillian Rivas

miércoles, 19 de agosto de 2020

No quiero que Lorenzo llore por mí

Quiero que, por los más vulnerables y la salud de este pueblo, este gobierno con pronta fecha de expiración asuma su responsabilidad histórica, expresa Lillian Rivas

jueves, 16 de noviembre de 2017

Residente es el niño del cuento

Los logros del artista puertorriqueño Residente son analizados tras los nuevos laureles recibidos en los Latin Grammy 2017

martes, 24 de octubre de 2017

Un vacío más grande que la devastación

A un mes del huracán María, Lillian Rivas reflexiona sobre las repercusiones de alto impacto en las familias como la separación de los hijos, que se han marchado fuera del país

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: