José A. Franceschini Carlo

Punto de vista

Por José A. Franceschini Carlo
💬

Técnicas de manejo de estrés ante los terremotos

No hay duda de que los temblores y terremotos causan más ansiedad y estrés que los huracanes, por la incertidumbre de cuándo ocurrirán. Por eso, es más importante el control de nuestras emociones para evitar caer en la ansiedad patológica y verdaderamente enfermarnos. 

Solo el 8% de las víctimas de un evento catastrófico desarrollan estrés postraumático. En cambio, en el caso del tsunami en Indonesia, el peor de todos los desastres, el porciento subió a casi 20%. Con esto quiero decir que la inmensa mayoría tenemos los recursos emocionales para evitar caer en una enfermedad mental tan severa. 

Hoy quiero enfocarme en las técnicas que todos podemos usar -aun los niños si se les enseña- para relajarnos y controlar nuestras emociones.  Los seres humanos primero pensamos, luego sentimos y después nos comportamos. De ahí la importancia de controlar nuestros pensamientos, primero que nada. Muchas veces estamos más en contacto con nuestros sentimientos o emociones y no nos damos cuenta de que son producto de nuestros pensamientos.  

Por eso lo primero que debemos considerar es qué estamos pensando, y juzgar si esos pensamientos nos están causando más estrés. Si yo estoy pensando con mucha frecuencia en lo peor o que en cualquier momento puede venir “el grande”, ese pensamiento causa ansiedad y lo debemos sustituir por otro. Pero debemos hacerlo sin engañarnos: sería mejor pensar “hemos sido afortunados de que no hemos tenido uno grande”; o “mi familia y yo, y los seres importantes, estamos vivos”. En fin, pensar en algo más positivo.

Otra técnica importante es hablar con las demás personas sobre cómo nos sentimos, cuál fue mi comportamiento y mi reacción emocional del momento. El poder hablar del trauma es sin duda una de las técnicas más importantes, porque lo estamos sacando para afuera. Si nos quedamos callados, el trauma se profundiza aun más, en especial si estamos con pensamientos recurrentes del evento traumático. Esta técnica es importante para bajar nuestro estrés y para estar en contacto con los seres queridos, dejándoles saber que estamos vivos y bien. Si se encuentran en el área del desastre, tratar de estar juntos en este proceso puede ayudar. Hay personas a las que el estrés las pone muy irritables, por lo que pueden ser muy difíciles para el resto de la familia. De ahí la importancia de autoevaluarnos para poder controlar las emociones negativas.

Hay muchas técnicas de relajación, incluyendo meditación, “mindfulness”, ejercicios, oír música, rezar, leer; en fin, cualquier actividad que nos ayude a relajarnos es buena. Entre las más importantes figuran las técnicas de respiración con los ojos cerrados, en las que inhalamos por la nariz durante 2 segundos y botamos el aire por 10 segundos, en lo que se conoce como la 2-10. Recalco que es importante que sea con los ojos cerrados. 

Si a esto le añadimos una visualización o imaginación de un lugar que nos guste mucho y disfrutamos, gradualmente veremos que esto nos va calmando. En YouTube hay muchos videos sobre “mindfulness” en ambos idiomas y usted puede seguir la técnica con la recomendación del video. 

Una de las mejores técnicas para controlar nuestras emociones es ayudando a los más necesitados o a otras personas. Esta empatía nos calma nuestras emociones negativas por el acto positivo que estamos haciendo. Los estudios demuestran que a las personas que ayudan a los demás en situaciones catastróficas, su sistema inmunológico (el sistema que combate las enfermedades) les aumenta, mientras que el sentido de satisfacción por ayudar eleva su autoestima y les ayuda a enfrentar sus propios problemas de una forma más asertiva y saludable.  

En resumen, la inmensa mayoría estamos teniendo ansiedad normal y esperada y debemos saber del tema. En segundo lugar, esté en contacto con sus pensamientos, sustituyendo los pensamientos negativos por otros más saludables. Tercero, exprese lo que está sintiendo, no se quede con eso por dentro. Cuarto, manténgase en contacto con los seres queridos y déjeles saber que está bien; es preferible estar juntos en estos momentos difíciles. Quinto, utilice técnicas de relajación y edúquese en meditación, “mindfulness” y otras. Sexto, sea voluntario para ayudar a los demás. Su cerebro se lo va a agradecer aumentando su salud física y mental.

Vamos a salir de esta terrible experiencia mucho más fuertes como pueblo e individualmente. Aprendamos de esta experiencia de vida.  Reconozcamos que lo único que podemos controlar es a nosotros mismos, no nos lo hagamos más difícil. Vamos a ser resilientes y voluntarios para ayudar a los más necesitados. 


Otras columnas de José A. Franceschini Carlo

martes, 28 de abril de 2020

¿Te casarías contigo mismo?

José Franceschini Carlo señala que cada cual debe identificar cuál es su propósito de vida

sábado, 29 de febrero de 2020

Inteligencia emocional para el cambio social

Tenemos que empezar a educar en inteligencia emocional y neurociencia del comportamiento para verdaderamente lograr cambios sociales significativos, escribe José Franceschini