Raymond Pérez
💬

Carlos Delgado y los galardones que perdió

El aguadillano Carlos Delgado, un exprimera base de poder en las Mayores, tuvo dos temporadas ofensivas que fueron un lujo en el 2000 y 2003 para los Blue Jays de Toronto en la Liga Americana.

En la temporada del 2000, a los 28 años, Delgado bateó para promedio de .344 (569-196) en 162 juegos. Además, registró   41 jonrones, 137 impulsadas, 115 anotadas, 123 bases por bolas y fue el líder de dobles en la liga con 57.  Ese año quedó en cuarto lugar para el premio de Jugador Más Valioso de la Liga (MVP).

En el 2003 también tuvo un año de ensueño. A los 31 años, jugó 161 partidos, bateó para promedio de .302 (570-172), con 42 jonrones, líder de la liga con 145 empujadas, 117 anotadas, 109 bases por bolas y 38 dobles. Ese año fue segundo en el premio de Jugador Más Valioso de la Liga.

Recientemente, durante estos días de pandemia, le pregunté al toletero aguadillano sobre esas dos temporadas, 2000 y 2003, y cuál él creía había sido la mejor y esta fue su contestación.

“Yo pienso que el 2000, de acuerdo a las estadísticas fue mejor año. Ahora, el 2003 fue bien interesante y divertido por los RBI’s (carreras empujadas). Bateé bien con gente en posición de anotar y (luego de) dos outs”.

Delgado no me quiso dar su opinión sobre si consideraba una injusticia que no recibiera el galardón de Jugador Más Valioso de la Americana en ambas temporadas. 

En el 2000, Jason Giambi, de Oakland, fue el MVP de la Americana al lograr 317 puntos. Frank Thomas, de los White Sox de Chicago fue segundo con 285 puntos. Alex Rodríguez, de los Rangers, tercero con 218 y Delgado cuarto con 206.

Giambi bateó ese año para promedio de .333 (510-170) con 43 jonrones, 137 impulsadas, 108 anotadas y 137 bases por bolas. Thomas bateó .328, con 43 jonrones y 143 empujadas y Rodríguez, bateó .316, con 41 jonrones y 132 impulsadas.

En la temporada de 2003, el MVP fue para Rodríguez, con 242 puntos y Delgado llegó segundo con 213 puntos. Rodríguez bateó .298 (607-181), con 47 jonrones, 118 empujadas y 124 anotadas.

Ahí tiene usted los números del boricua comparados con los ganadores del MVP del 2000 y 2003.

Por cierto, tanto Giambi como Rodríguez admitieron en corte que fueron usuarios de sustancias prohibidas, entre ellas la hormona de crecimiento humano, desde inicios de la década del 2000. Nada más con los testigos...



Otras columnas de Raymond Pérez