Raymond Pérez
💬

Los juegos retro en la época del COVID-19

Le tomó un tiempo a Wapa Deportes montarse en la ola retro deportiva de las grandes cadenas televisivas de Estados Unidos, que en esta etapa de la cuarentena por la razón del COVID-19, han estado brindándole a “Juan Fanático” vídeos y series televisivas de eventos ocurridos hace una década o más en variados deportes tanto a nivel profesional como colegial.

El pasado domingo, WapaDeportes, que había estado transmitiendo juegos grabados del Baloncesto Superior Nacional (BSN) de la temporada y postemporada del 2019, se dejó de chiquitas y televisó el partido decisivo de la serie final del BSN de la temporada del 1988, entre Canóvanas y Bayamón, jugado en el coliseo Pachín Vicens de Ponce, como cancha neutral. Ya hace 32 años de dicha temporada. Es cierto, uno puede ver a través de YouTube, un sinnúmero de juegos retros del BSN, pero, créanme, por TV se aprecian diferente.

Sin temor a equivocarme, los fanáticos televidentes que vieron este choque, narrado por Ernesto Díaz González y comentado por Paquito Rodríguez y Johnny Flores, tienen que haber gozado de lo lindo.

Bayamón ganó el partido 75-74 y de paso la serie final por 4-3, y con ello el campeonato.

Punto importante que quiero destacar, con esta aportación que hace Wapa Deportes, es que le permite ver a nuevas generaciones y seguidores del baloncesto, algunas ya retiradas figuras que le dieron gloria al país, fuera con su juego en el BSN o a nivel internacional.

También les permite a esos jóvenes fanáticos comparar épocas, tácticas, estrategias y estilos de juego, en este caso particular, de la década del 80 con el tiempo actual.

Considero que ese juego entre Bayamón y Canóvanas nos mostró la calidad de jugadores como Ángelo Cruz, Ramón Ramos, Rubén Rodríguez y Jerome Mincy, entre otros.

Fue grato recordar lo que era la esencia de un competidor como el exarmador nacional, y de los Indios, Ángelo Cruz. Ángelo era especial. Un dínamo, un líder.

Pero, fue en los llamados momentos de presión, lo que se dice “en el clutch”, en esa particular habilidad y actitud, que más que aprenderse se nace con ella, en la que Ángelo era “un ser de otro mundo”. Su calibre y calidad quedó plasmada siempre en el momento de la verdad, fuera en el BSN o en el ruedo internacional.

Esperemos que Wapa Deportes nos siga complaciendo.


Otras columnas de Raymond Pérez