Con un diagnóstico de mieloma múltiple, las células plasmáticas malignas invaden el espacio de la médula ósea, causando que pierda su capacidad para producir células sanguíneas.
Con un diagnóstico de mieloma múltiple, las células plasmáticas malignas invaden el espacio de la médula ósea, causando que pierda su capacidad para producir células sanguíneas. (Shutterstock)

La médula ósea es un tejido ubicado en el centro de la mayoría de los huesos grandes. Es la fábrica de las células sanguíneas (glóbulos blancos, rojos y plaquetas). Entre los tipos de glóbulos blancos se encuentran las células plasmáticas.

La función de estas células es producir anticuerpos que ayudan a combatir enfermedades. Cuando ocurren cambios en la genética de estas células, se transforman y comienzan a dividirse constantemente, provocando lo que se conoce como mieloma múltiple, un tipo de cáncer en la sangre, explicó el doctor Alexis Cruz Chacón, hematólogo oncólogo y director clínico de malignidades hematológicas del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico.

A continuación están los detalles:

1. ¿Qué le ocurre a la médula ósea?

Con un diagnóstico de mieloma múltiple, las células plasmáticas malignas invaden el espacio de la médula ósea, causando que pierda su capacidad para producir células sanguíneas.

2. Síntomas

“La mayoría de los pacientes con mieloma múltiple presentan dolor en los huesos o fracturas patológicas, hemoglobina baja, fallo renal y altos niveles de calcio”, indicó el doctor.

Con el alto nivel de calcio, los pacientes manifiestan estreñimiento, debilidad, confusión mental y arritmias.

3. Factores de riesgo

  • Edad: La mayoría de las personas recibe un diagnóstico luego de los 65 años.
  • Sexo masculino: Aunque los hombres tienen mayor probabilidad que las mujeres de presentar esta enfermedad, el doctor señaló que la diferencia es muy baja.
  • Raza: Los pacientes afroamericanos tienen dos veces más riesgos de manifestar mieloma múltiple.
  • Exposición a radiación y químicos: La exposición a químicos como benceno o pesticidas también aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.

4. ¿Cómo se diagnostica?

Si los síntomas sugieren que una persona puede tener mieloma múltiple, el médico recomendará ciertas pruebas como análisis de sangre y orina.

“A través de estas pruebas se busca identificar la proteína monoclonal, que es el anticuerpo secretado por la célula plasmática”, explicó el hematólogo. También, se debe realizar una biopsia de médula ósea para saber el porciento de células plasmáticas. “Si hay más de un 10%, ya se considera un diagnóstico de mieloma”, mencionó Cruz Chacón.

5. Incidencia

En Puerto Rico, explicó el doctor, se reportaron entre el 2012 y 2016 unos 1,413 casos y 676 muertes.

6. ¿Es prevenible?

“Al momento, no se puede decir que el mieloma múltiple es prevenible, excepto por la exposición a radiación y químicos; los demás factores de riesgo no se pueden prevenir”, aclaró el experto.

7. Posibles complicaciones

Las enfermedades óseas son una de las complicaciones más frecuentes en los pacientes con mieloma. Al tener células plasmáticas malignas dentro del hueso, este se debilita y se fractura con mayor facilidad. Por otra parte, aumenta el riesgo de sufrir alteraciones en la función renal, padecer anemia y neuropatía.

8. Indicaciones para tratamientos

“No todos los pacientes de mieloma múltiple necesitan ser tratados”, afirmó el hematólogo. Explicó que hay cuatro criterios que se toman en cuenta para determinar si el paciente requiere tratamiento: nivel alto de calcio, hemoglobina baja, lesión en los huesos y fallo renal.

9. Tratamientos

Usualmente, el tratamiento inicial del mieloma múltiple no es quimioterapia. “A través de drogas, podemos controlar la enfermedad. Se combinan dos o tres medicamentos que el paciente utiliza durante cuatro a seis ciclos”, mencionó el doctor.

Una vez el paciente responde al tratamiento, la segunda fase es referirlo a una evaluación de trasplante de médula ósea.

10. ¿Tiene cura?

El hematólogo dijo que, “a pesar de que tenemos muy buenos tratamientos, todavía ninguno ha demostrado ser lo suficientemente efectivo para decir que es curativo”.

Cruz Chacón concluyó enfatizando que todo paciente diagnosticado debe ser evaluado por un especialista en trasplante de médula ósea, pues este procedimiento ha demostrado poder controlar la enfermedad por mayor tiempo.

💬Ver comentarios