Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Además de seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas en cuanto a sus medicamentos, es esencial que el paciente se comprometa con su condición y tratamientos.
Además de seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas en cuanto a sus medicamentos, es esencial que el paciente se comprometa con su condición y tratamientos. (Shutterstock)

Aquellos pacientes que experimentan insuficiencia cardíaca deben saber que, tras un diagnóstico de esta enfermedad, es posible continuar un ritmo de vida normal, esto, si se disciplinan para cuidar de su salud cardíaca.

Héctor Banch, cardiólogo clínico especialista en fallo cardíaco del Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe, definió la insuficiencia cardíaca como “una afección en la cual el corazón ya no puede bombear eficientemente la sangre a los diferentes órganos del cuerpo”.

En la condición de insuficiencia cardíaca se presentan síntomas como la falta de aire cuando hay esfuerzos o el paciente está acostado. También sienten fatiga y debilidad, además de tener hinchazón en las piernas y el abdomen. Los latidos del corazón son rápidos o irregulares, por lo que tienen menor capacidad para hacer ejercicio.

Según el doctor Banch, las personas más susceptibles a padecer de insuficiencia cardíaca son los pacientes mayores de 50 años, aunque aclaró que “también hay pacientes jóvenes con insuficiencia cardíaca, así como también pacientes con enfermedad de las arterias coronarias e infartos”.

Los factores de riesgo para esta condición son personas con enfermedad de las arterias coronarias del corazón, diabetes, obesidad, enfermedad de las válvulas del corazón y aquellos pacientes con historial familiar de fallo cardíaco.

Pero, ¿es posible vivir una vida normal con este diagnóstico?

“Sí, es posible, sobre todo si los pacientes toman sus medicamentos, según recetados. Muchos pacientes viven muchos años bien controlados con sus medicamentos”, afirmó Banch, quien también es electrofisiólogo.

Además de seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas en cuanto a sus medicamentos, el especialista recalcó la importancia de que el paciente se comprometa con su condición y tratamientos.

“Tiene que estar comprometido. Lo más importante es tener una buena adherencia a la terapia médica, ya que se ha demostrado en muchos estudios clínicos que las terapias disminuyen las hospitalizaciones por fallo cardíaco, así como también la mortalidad de la condición y hace que los pacientes vivan más años y tengan mejor calidad de vida”.

El doctor también recomendó “mantener una dieta saludable, baja en sal y líquidos”, además de una rutina de ejercicios acorde a su condición de insuficiencia cardíaca.

Sin embargo, para pacientes con problemas mayores, Banch afirma que también hay alternativas, aunque estas conllevan una complicada intervención quirúrgica.

“Para algunos pacientes en estados más avanzados de la condición, existen terapias avanzadas como evaluarse para un trasplante de corazón”, concluyó el cardiólogo.

Recomendaciones

  1. Toma tus medicamentos al pie de la letra.
  2. No falles en tus terapias médicas.
  3. Visita con regularidad a tu cardiólogo.
  4. Mantén una dieta saludable, baja en sal y líquidos.
  5. Realiza la actividad física que te permita la condición.
💬Ver comentarios