Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Pamela Bernal, naturópata en Regenera Natural Wellness.
Pamela Bernal, naturópata en Regenera Natural Wellness. (Enid M. Salgado Mercado)

El futuro siempre se ha pensado como incierto. Se realizan planes con metas, visualizando como será su vida de aquí a cinco a diez años y así sucesivamente. Sin embargo, cuando se piensa en carreras, que no tan solo ofrecerán un desarrollo profesional, económico y personal, los jóvenes aun consideran optar por disciplinas que ofrezcan o una ganancia inmediata o que giren alrededor del mundo corporativo. El sentido de pertenencia o de anhelar que algún momento puedan ser dueños de su negocio no es algo que estén ponderando.

Para la naturópata Pamela Bernal, una mejor visión de futuro es emprender su propio negocio. “Hoy en día, como está la economía y el mundo, nos damos cuenta de que no hay nada seguro. La única seguridad que uno tiene es la que la persona esté dispuesta a construir y a lograr con amor, así como esfuerzo”, mencionó.

La egresada de EDP University explicó cómo decidió estudiar naturopatía y que, aunque podría parecer una carrera corta, expresó que es algo que debes mantenerte estudiando día a día. “Siempre me fascinó la biología y el estudio del cuerpo humano. En algún momento iba a estudiar medicina, pero no me alineaba con las técnicas de la medicina alopática (medicina tradicional), así que encontré en la naturopatía el campo de estudio ideal para mí; corto, preciso y efectivo. Con esta disciplina, logro ayudar a personas, educando sobre la salud preventiva y cambios en estilos de vida”, agregó.

Para esta profesional de la salud sus estudios le apoyaron y abrieron muchas oportunidades, para que la visión y la misión que ya tenía trazada se llevara a cabo con facilidad. En ese aspecto, recordó que siempre quiso trabajar por su cuenta y manejar su tiempo. Asimismo, relató cómo haber escogido esta profesión le permitió ver plasmada la visión emprendedora que aprendió de sus padres y familiares, quienes eran comerciantes.

“Tener negocio propio era algo que tenía en mente, por eso también combiné mis estudios con los de administración de empresas. Al final, me di cuenta de que creé una armonía entre dos cosas: mis habilidades y pasiones, permitiendo que tanto la salud como los negocios se convirtieran en una excelente combinación. Ahora me dedico a un negocio con mucho propósito”, dijo.

Con cinco años en la profesión y siendo la fundadora de Zumo Fresco, así como cofundadora de Regenera Natural Wellness, entiende que los jóvenes deben seguir su pasión. Recalcó que, si logran emprender en lo que aman, el éxito está asegurado; no importa dónde se encuentren. Lo importante es que cuando busquen una carrera se enfoquen en lo que le apasiona o para lo que tienen habilidades. “Deben recordar que para todo lo demás, entiéndase el desarrollo de un negocio, existen muchas ayudas y alternativas para que puedan lograr el enfoque y el éxito que tanto desean”, expresó Bernal.

De la misma forma, ofreció algunos consejos para lograr un enfoque al futuro. “Aunque opté por carreras cortas que son bastante opuestas, las clave es cambiar el switch constantemente. En mi caso, la naturopatía me ofrece [la oportunidad de] atender a los pacientes con empatía, escucharlos, observar y tener la capacidad analítica para tomar decisiones. Por otra parte, para atender un negocio, hay que ser firme en las decisiones, liderar un equipo de trabajo, demostrar autoridad y tener una capacidad analítica para los números. Yo me disfruto ambas cosas tanto en la práctica como en el estudio. De esta forma, siento que mi día a día es bien dinámico. Haber estudiado teniendo en mente que formaría mi propio negocio ha sido la mejor herramienta para desarrollar mi futuro”, concluyó.

💬Ver comentarios