PRESENTADO POR
Corazón Saludable
Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Exhortación de un neurólogo vascular a los jóvenes

Es importante que no se confíen y se realicen chequeos regulares

Nota de archivo
Esta historia fue publicada hace más de 1 año.
La enfermedad vascular es acumulativa por lo que los jóvenes no se confíen y siempre se realicen un chequeo regular. (Shutterstock)

Velar por el bienestar y mantener un régimen que promueva una mejor salud son piezas esenciales para el rompecabezas que es la vida. Se piensa que la juventud es la virtud que sobrepasa cualquier enfermedad o condición. Sin embargo, es en esta época en la que los jóvenes deben preocuparse por su bienestar y el realizarse los exámenes necesarios para identificar cualquier tipo de cambio en su organismo.

“Lo mejor que puede hacer cualquier persona, irónicamente para prevenir algún evento como lo son los derrames cerebrales es comenzar a chequearse y cuidarse. Si usted tiene 20 años y alguien en su familia tiene antecedentes, hay que comenzar a cuidarse. Hágase los exámenes para la detección de diabetes, colesterol, presión arterial y corazón; todos los factores de riesgo deben estar lo mejor controlados. Si las personas tomaran esto en cuenta cuando están jóvenes no veríamos tantos casos de strokes o derrames. La actividad física y el ejercicio sobre todo el aeróbicos, así como evitar el sedentarismo, el fumar y en no consumir drogas ayudarán a disminuir el riesgo”, instó el doctor Ulises Nobo, neurólogo vascular del Hospital Menonita de Caguas.

De acuerdo con el galeno un derrame cerebral o stroke es una lesión en el cerebro cuya causa está relacionada con una alteración en cómo llega la sangre a este órgano. Es una causa vascular.

Hay varias condiciones que hacen más propensos que otros los derrames cerebrales. A partir de los 55 años hay una alta probabilidad de que una persona padezca de un derrame cerebral. Los antecedentes familiares, el sexo (hay mayor incidencia en mujeres que en hombres por la expectativa de vida) y la raza son algunos de los factores que podrían predisponer a una persona de sufrir de un derrame cerebral”, añadió el doctor Nobo.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, existen dos tipos de derrame cerebral/stroke:

Accidente cerebrovascular isquémico

Este es causado por un coagulo de sangre que bloquea o tapa un vaso sanguíneo en el cerebro. Es uno de los más comunes siendo un 80 por ciento de los ataques cerebrales.

Accidente cerebrovascular hemorrágico

Es provocado por un vaso sanguíneo que se rompe y hace que sangre el cerebro.

“Las causas más anómalas para que ocurra un stroke son las genéticas, a edades tempranas. De esto no hay forma de poder detenerlos. De aquí a diez años habrá una diversidad de genes que tienen la probabilidad de causar un derrame cerebral. Las personas tienden a relacionar los derrames cerebrales con dolor de cabeza. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los strokes no causan dolor”, dijo el neurólogo.

Según el galeno, es un mito asociar los derrames cerebrales solo por tener dolor de cabeza. “El error está en pensar que porque no hay dolor de cabeza o sentir dolor los síntomas no son severos. La pérdida de fuerza de un lado del cuerpo, el adormecimiento, dificultad para hablar, la pérdida de visión de uno o dos ojos; o un dolor de cabeza, pero tiene que ser de forma súbita son parte de los síntomas de un derrame cerebral. Igualmente, existen otros aislados como los mareos, las náuseas, vómitos e inestabilidad al caminar. La mayor parte del tiempo sin dolor”, ex[presó el galeno.

Nobo aclaró que pudiera ocurrir que una persona tenga varios derrames cerebrales sin darse cuenta de que está sufriendo un episodio. Detalló que cuando una persona ase hace un MRI o un CT de cabeza es bien común, sobre todo en diabéticos o pacientes con presión alta. Estas lesiones suelen establecerse en lugares en donde la persona no se da cuenta que está sufriendo un ataque. Pero, cuando ya impactan la movilidad del paciente es ahí donde se percatan. Tener un stroke y reflejar en un MRI múltiples derrames es bien frecuente.

Otro de los datos que resalta el doctor es que, si un derrame ocurre en la parte de atrás del cerebro, la persona puede hablar bien, no tienen pérdida de sensación, pero si pueden perder la visión de un lado, así como el balance. “Cuando el paciente tiene un derrame en esa parte del cerebro se da cuenta por tener poca visión. En cuanto al balance, hay pacientes que sienten que caminan como si estuvieran borrachos; lo que es otro indicio de que pudiera estar sufriendo un derrame cerebral. También, un paciente que de repente esta bien y en un minuto lo encuentras en un estado de letargia; es como que está dormido. En ocasiones el paciente puede hasta roncar. Esta situación no es muy común, pero puede pasar”, agregó el doctor Nobo.

Lo más importante, según el neurólogo vascular, es que estos eventos se pueden prevenir siempre y cuando los medicamentos que reciba el paciente estén bien administrados. Si las personas tienen algunos de los síntomas ya sean los más comunes o no, deben ir a la sala de emergencia.

“Los derrames tienen tratamiento, pero si va tarde no hay mucho que se pueda hacer. También hago un llamado a los jóvenes y les exhorto a que la detección a tiempo es importante. La enfermedad vascular no te mata de un año para el otro, es una enfermedad acumulativa. No es que se tiene presión alta hoy y en un año el corazón está mal. Es algo progresivo, provocando cambios que pueden ser irreversibles. Por eso, es importante que los jóvenes no se confíen y siempre se realicen un chequeo regular”, concluyó.

BrandStudio
Este contenido fue redactado y/o editado por el equipo de GFR Media.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: