El parque acuático Dr. Seuss Waterworks ofrece diversión y esparcimiento para toda la familia. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media) (semisquare-x3)
El parque acuático Dr. Seuss Waterworks ofrece diversión y esparcimiento para toda la familia. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

De Carnival Cruise Line siempre hay que decir primero que ofrece mucho “fun” y punto a aparte. Ese es el sello que se le pone a la línea de cruceros y que le cae como anillo al dedo (y a ellos les gusta que los reconozcan así), pero lo segundo que hay que destacar es que tiene variedad, comida deliciosa, alternativas para toda la familia y sí, espacios para estar bien relax. 

Ellos reconocen que mientras para muchos vacacionar en crucero es sinónimo de  fiestas, entretenimiento sin parar e ir a la cabina a dormir, para otros una travesía es descansar plácidamente sin hacer casi nada. 

Este barco tiene entretenimiento para grandes y chicos. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Este barco tiene entretenimiento para grandes y chicos. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Su nuevo barco, el Carnival Horizon, es ejemplo de cómo esta compañía sabe combinar esos elementos a la perfección, creando vacaciones que satisfacen a sus millones de pasajeros. Su debut fue en el 2018, y aunque su primera temporada fue en Europa y posterior, algunas salidas desde Nueva York, el barco tiene a Miami como puerto base permanente. 

Su popularidad sigue creciendo, pero no solo eso, junto con su gemelo el Carnival Vista, representa la nueva generación de barcos de la empresa, cuyo crecimiento es enorme. Este año estrenará el Carnival Panorama (el primero en tener la Costa Oeste de Estados Unidos como  puerto base), y en el 2020 llegará el Carnival Mardi Gras, que entre otras cosas, tendrá la primera montaña rusa en el mar, como ya hemos adelantado. Ese saldrá desde Puerto Cañaveral, en Florida,  donde están construyendo hasta un nuevo terminal de cruceros.

¿Qué trajo de nuevo el Carnival Horizon y cómo es la experiencia de navegar? Aunque gemelo del Vista, al que se parece bastante en cuanto a amenidades, la decoración es su elemento distintivo, empezando porque usan tonalidades más claras, desde el color de las paredes hasta alfombras y mobiliario. El atrio tiene una fantástica escultura cambiante, con más de 2,000 placas flexibles con luz LED que transforman el espacio. Además de ser pieza de conversación, es un lugar de reunión en el bar y en las noches se presentan segmentos artísticos. También trajo los primeros elevadores “smarts”, que dan la opción de ir directamente a ciertos pisos, acortando  la típica espera por elevadores de barcos grandes.

Navegamos en una salida corta especial, pero el rápido vistazo fue  suficiente para compartir con ustedes lo que son nuestros “top 5” para no perderte un viaje allí:

1. La comida. Reiteramos lo dicho en ocasiones anteriores. La calidad de la comida de Carnival es muy buena, ha mejorado muchísimo y sus restaurantes de especialidad tienen precios bien bajos comparados con otras líneas de crucero. El Horizon tiene más de 12 restaurantes y áreas de comida, y entre lo nuevo está el Guy’s Pig & Anchor Smokehouse/Brewhouse, que es mucho más que un área de comer, un lugar de encuentro para tomarse una cerveza artesanal (algunas hechas allí mismo) y compartir entre amigos. Tienen platos al BBQ, incluyendo embutidos, costillas y brisket y los precios son a la carta. En almuerzo tiene comida ligera gratuita. También tienen el primer Teppanyaki de la flota, donde el chef prepara comida (para escoger carne, pollo o langosta) frente a los invitados; su clásica Cucina del Capitano (donde hay un Pasta Bar gratis a mediodía), un Chef Table y el Seafood Shack donde hay buenos “lobster roll” y “fish and chips” con precios a la carta.

Suculento “Pork Belly” en JiJi Asian Kitchen. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Suculento “Pork Belly” en JiJi Asian Kitchen. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Además repiten uno de los grandes favoritos de sus barcos, el Ji Ji Asian Kitchen, que es un ganador, con comida estilo familiar para compartir y un menú variado con carnes, vegetales y algunos mariscos. 

Puedes pedir varios platos y el precio es solo de $15 por adulto. Otro que no falta y nunca decepciona es el Fahrenheit 555 Steakhouse, excelente comida con menú de carnes y mariscos, con un cargo de $38. Algo que toda la familia disfrutará es el Green Eggs and Ham Breakfast with The Cat in the Hat and Friends, que a un costo de $5 por adultos o niños, le brinda un colorido desayuno y oportunidad de fotos con los personajes de esa historia.

Aunque en todos  se paga, en los que están incluidos se destacan el Blue Iguana Cantina, con burritos y tacos de pollo, carne o camarones, y en la mañana con opciones de desayuno; además está el Ocean Plaza con platos pequeños y ensaladas, el Guy’s Burger Joint, para uno de los mejores hamburgers en altamar y la Pizzeria del Capitano, que es un kiosco en una de las piscinas pero que tiene pizzas que vale la pena probar hechas en sus hornos auténticos italianos. Súmale a esto los restaurantes principales, el Meridian y Reflection donde puedes comer en turnos fijos o con “Your Time Dining” decidiendo a qué hora quieres cenar entre las 5:30 p.m. y las 9:30 p.m. Al recorrer la variedad de restaurantes y áreas públicas del barco, encontrarás numerosos bares donde tomarte un trago o cóctel, entre los que se destacan el Piano Bar 88, el ya clásico Alchemy Bar y el SkyBox Sports Bar.

2. Actividades para toda la familia. Si hay que escoger, tenemos que poner al frente al SkyRide, que es la segunda vez que está en un barco de Carnival. Una especie de bicicleta de un paseo suave, se convierte de momento en un “rush” de adrenalina, cuando das la vuelta pedaleando a un “track” de 145 pies de altura sobre el deck superior. La vista al mar es impresionante desde lo alto y es una opción para quienes no suben a montañas rusas pero quieren experiencias emocionantes.

El SkyRide promete un momento de alta adrenalina. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
El SkyRide promete un momento de alta adrenalina. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Otro favorito es el Dr. Seuss Waterworks, el primer parque acuático con la temática de Dr. Seuss y su “Cat in the Hat”, y que fue muy bien logrado. Tiene dos chorreras, la primera The Cat in the Hat, con balsa y 455 pies de largo  que te da vueltas y caída rápida a unos 19 kilómetros por hora. Al lado está Fun Things, con más vueltas todavía, por 213 pies de largo y  con efectos especiales. Si eres acuático, este será el lugar para pasar buenos ratos durante los días de travesía o cuando llegas de visitar los destinos. Para los más pequeños la enorme cubeta en The Thing 1 y Thing 2, los pondrá a disfrutar. El barco tiene además dos piscinas, incluyendo Tides en la popa, y varios jacuzzis. 

Dr. Seuss Waterworks, el primer parque acuático con la temática de Dr. Seuss y su “Cat in the Hat”. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Dr. Seuss Waterworks, el primer parque acuático con la temática de Dr. Seuss y su “Cat in the Hat”. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Las familias también comparten trepando y jugando en el área de soga, que es bastante grande, y en todo el Sports Square donde hay desde canchas de baloncesto, hasta área de correr, mini golf y ping pong entre otras actividades deportivas. Las películas en el Carnival Multiplex,  incluye el Thrill Theater y el Teatro IMAX, donde siempre hay  estrenos, y los precios varían dependiendo de la seleccionada.

3. Sus cabinas. Aunque encontrarás las clásicas cabinas de ocupación doble, triple y cuadrúple con o sin balcón, y cabinas de spa, lo más atractivo en cabinas de este barco es que trajo similares al Carnival Vista, las Havana, que son un grupo de cabinas y suites en un área separada, algunas con terraza y hamacas, de las que te será difícil salir, y con piscina solo para uso de quienes se hospedan allí hasta las 7:00 p.m. Luego el espacio se abre a los viajeros en general. Las Havana son para pasajeros mayores de 12 años.

Los que viajan en familia encontrarán perfectas las Family Harbor, con capacidad hasta para cinco pasajeros, que además de estar en un área separada, tienen un lounge privado donde hay desayunos ligeros, juegos y televisores para los niños. Estas están decoradas con temática náutica y las suites vienen con varios beneficios como comida gratuita para menores de 12 años en los restaurantes de especialidad. Del total de 1,980 cabinas y suites, 864 tienen balcón.

4. El ambiente de fiesta. Si eres de los que aprovechas el viaje para disfrutar de eventos y actividades, incluso para dar “tu pasito de baile”, estarás como pez en el agua. El Horizon trajo también el Havana Bar, donde hay música latina en vivo todas las noches, donde hacen los mejores mojitos y un lugar que vale la pena visitar aunque no bailes (de día podrás tomar bonitas fotos de estampas de La Habana o jugar dominó). En el atrio siempre hay presentaciones, incluyendo violinistas, algo que sorprendió a muchos viajeros porque es el típico espectáculo que no se veía antes en los barcos de Carnival, pero que muestra su evolución para complacer todos los gustos. Aquí no falta falta el teatro, con variedad de producciones y el exitoso Punchliner Comedy Club, que aunque muy dirigido al público de habla inglesa, es un lugar obligado de reunión por las noches, para reírse a carcajadas.

5. Y para estar relax…  Para muchos el estar en un barco grande representa disfrutar de la cantidad de atracciones que tienen, pero  dejando espacio para descansar y relajarse. En este barco, nada como el Cloud Spa, que incluye una suite termal y piscina de hidroterapia, salones de relajación que vale la pena visitar para dejar atrás el estrés. Al igual que otros barcos de la flota también tienen el Serenity, un área gratuita solo para adultos, donde se pasa muy bien, aunque siempre lo recomendamos usar temprano en la mañana o al caer la tarde, si se trata de querer estar relax porque va menos gente.

Detalle de la decoración del atrio central, que ofrece un aspecto siempre cambiante gracias a los efectos de iluminación. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Detalle de la decoración del atrio central, que ofrece un aspecto siempre cambiante gracias a los efectos de iluminación. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)


💬Ver 0 comentarios