(semisquare-x3)
Por lo regular, el área de piscinas de los cruceros siempre es la más popular y se llena bastante. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Con las vacaciones escolares ya muy cerca, empieza la temporada alta de verano, que es la perfecta para que miles de personas puedan disfrutar de sus viajes en familia. Pero a esa tripleta de palabras, vacaciones-verano-familia hay que añadirle una cuarta: cruceros. El verano es la temporada en que reinan los cruceros, y aunque las líneas envían muchos de sus barcos a Europa hasta otoño, especialmente desde la Florida, siguen ofreciéndose docenas de salidas con los barcos más nuevos y de todos los tamaños, que son muy populares entre nuestros viajeros. 

Pero la combinación de vacaciones en verano para la familia en cruceros, tiene su encanto y sus retos. Si vas en esta temporada, aquí algunos tips:

1- Lo más probable es que hayas reservado ya tu viaje. Te habrás dado cuenta que en verano, al igual que en Navidad, es cuando las tarifas son más costosas. Si todavía no lo has hecho, pregunta siempre por la mejor tarifa disponible, y si aplican algunos incentivos. Aun en verano, hay líneas de crucero que te ofrecen crédito a bordo, que siempre ayudan.

2- Una ventaja es que una vez pagado el crucero, pagarás lo mismo por los servicios a bordo que en cualquier otra temporada. No se aumentan los precios de tratamientos de spa, bebidas, comidas o propinas, porque sea verano.

3- Prepárate a estar en un barco lleno a capacidad. Eso significa usar unas estrategias para minimizar filas, si vas en un barco grande. Reservar antes de viajar los restaurantes disponibles, los shows y los tours, siempre ayuda. Pero también llegar a puerto o temprano o un poco más tarde, siempre dentro del rango de horas señaladas por la línea de crucero.

4- En los barcos identifica desde antes de viajar los restaurantes y no te limites a los de bufé pensando que son los únicos incluidos. Pero, igualmente, si vas a los de bufé verifica las horas pues tienen un horario amplio y no todo el mundo tiene que ir al mismo tiempo. En cuanto a los restaurantes incluidos para cena, aunque tengas libertad para escoger horario a tu tiempo, dentro de las horas designadas de cena, si no quieres esperar, escoge el turno fijo de comida tradicional. 

5- Si tus hijos usarán el programa de actividades o campamento, regístralos el primer día de viaje o antes, si el barco lo permite. Siempre ten presente el elemento seguridad, ya que en los barcos grandes viajarás con miles de pasajeros, a veces más que los habitantes de una ciudad pequeña.

6- El área de piscinas siempre es la más popular y se llena bastante. Igualmente, sobre todo si vas con niños, es buena idea ir temprano en la mañana o al atardecer (son las horas en que todo el mundo se está preparando para ir de fiesta o a cenar). 

7- Si todos tus familiares son adultos, hay buenas opciones para estar más relax, aundentro de los barcos grandes. Usen el solárium que tienen la mayoría de los barcos (Royal Caribbean, Celebrity y Holland America, entre otros) y que son gratuitos y excelentes, el área de adultos que hay en barcos de Carnival (el Serenity), y es gratis; los espacios tipos clubes playeros de los barcos de Norwegian Cruise Line o The Sanctuary en los barcos de Princess, que son una maravilla para estar tranquilos. Estos últimos tienen costo adicional. Otra opción es alquilar cabañas privadas en los decks de piscina, que se puede hacer por medio día, día completo o todo el viaje o comprar pases para los salones de relajación de los spas.

8- Si viajas en suites, aprovecha todos los beneficios que te ofrecen, que la mayoría incluyen restaurantes exclusivos, más relajados y con comida más gourmet, embarque y desembarque prioritario incluso en los puertos visitados o para usar tenders (los pequeños botes para llegar a puerto en caso de que el barco quede retirado del muelle) y dependiendo del barco hay áreas de piscinas solo para pasajeros de suites.

9- Identifica espacios en el barco donde puedes estar tranquilo. No importa que seas un viajero activo y que te gusten las fiestas, habrá momentos en que solo quieras sentarte a coger el sol o a disfrutar de la brisa del mar. Siempre encontrarás “un rincón” favorito en cubierta, más relajado y con menos gente, con sillones para sentarte a ver el horizonte y dejar volar tu imaginación.


💬Ver 0 comentarios