La elaborada producción David, el Rey de Jerusalén, debutó en Holy Land, the Experience, en una obra de tres actos, con intermedio. Uno de una hora, otro de 45 minutos y el último de 40, el musical no decae en la atención del público que se da cita en el impresionante Church of All Nations, un teatro con capacidad para 2,000 personas.

El Rey David llegó a Orlando. La historia del hombre tan especial, que muchas veces hizo cosas terribles, pero que dio lecciones de humildad y llevó el mensaje que nunca Dios dejó de amarlo, está en la ciudad líder de los parques de entretenimiento del mundo. Con esto se demuestra que la oferta de entretenimiento de los parques de esta ciudad, es tan variada que tiene hasta para llenar el alma y reafirmar el fervor religioso de aquellos que lo desean.

La elaborada producción David, el Rey de Jerusalén, debutó en Holy Land, the Experience, en una obra de tres actos, con intermedio. Uno de una hora, otro de 45 minutos y el último de 40, el musical no decae en la atención del público que se da cita en el impresionante Church of All Nations, un teatro con capacidad para 2,000 personas. La obra cuenta con más de 50 actores, y un despliegue de color, música original, canciones en vivo y mucha energía, además de entre 100 a 150 vestuarios, preparados por el Departamento de Vestuario del parque. Cuenta la historia de David desde que era un pastorcillo, hasta llegar a ser el Rey de Israel y luego volver a estar con sus padres. Muestra también su relación íntima con Dios.

La obra cuenta la historia de David desde que era un pastorcillo, hasta llegar a ser el Rey de Israel y luego volver a estar con sus padres. Muestra también su relación íntima con Dios. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
La obra cuenta la historia de David desde que era un pastorcillo, hasta llegar a ser el Rey de Israel y luego volver a estar con sus padres. Muestra también su relación íntima con Dios. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

“He trabajado con musicales casi toda mi vida, y me encanta esta manera de revivir las historias de la Biblia, contándola de una manera que lo tengan todo, acción, amor y guerra. Es fascinante“, dijo Elizabeth Muren quien junto a su esposo Robert Muren, produjeron la obra. Auto definida como mitad latina y mitad vikinga, porque su esposo e hijos son noruegos, pero de madre cubana, Elizabeth, quien habla perfecto español, ha recorrido el mundo llevando estos mensajes de la Biblia, pero esta historia de David la he llevado en mi corazón por muchos años. “Nos encanta combinar la música, con la historia y el escenario”, explicó.

Allí, y para nuestra sorpresa, cuando nos acercamos al “Rey David”, nos dimos cuenta que era boricua. Daniel J. Ortíz, nació y se crió en Bayamón, antes de trasladarse a Orlando. Con varios años laborando en Holy Land, antes participó en producciones detrás de la cámara y como cantante en bandas cristianas, y ahora con un rol tan importante en el nuevo musical, siente que tiene una gran responsabilidad. “Tenemos que llevar un mensaje de la manera más genuina posible, haciendo que las personas conozcan ese mensaje de redención a través de David, uno de los personajes más importantes de la Biblia”, el actor con lo que estuvo de acuerdo la también boricua, Melody Picón, también con papel protagónico en el musical.

Actores de la obra Daniel Ortiz, a la izquierda, y Melanie Picón. (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)
Actores de la obra Daniel Ortiz, a la izquierda, y Melanie Picón. (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)

Aunque nacida en Orlando, sus padres puertorriqueños le han inculcado la cultura y el idioma pues habla muy bien el español. Luego de audicionar, Melody logró entrar a Holy Land, donde al igual que Daniel, desempeña varios roles en los espectáculos que se presentan a diario, una labor que requiere trabajar de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., vocalizar y hacer ejercicios para mantener su voz en óptimas condiciones, y que la llena de satisfacción. “Es un privilegio poder llevar un mensaje del amor de Cristo, algo muy valioso para la gente que viene aquí”, dijo la actriz.

El musical se presentará diariamente de martes a sábado, hasta el 23 de noviembre y regresará en el 2020, como una de las cuatro grandes producciones teatrales de Holy Land Experience.

Un parque que tienes que incluir en tu agenda de visita

Descrito como una joya escondida que hay que descubrir, Holy Land Experience, es como dice el nombre, más que un parque, toda una experiencia, en el mismo corazón de la ciudad de Orlando, a solo dos minutos del conocido Mall at Millenia.  Tanto el gerente general Mike Everett como Lakiya Arrington, directora de Mercadeo, destacaron la experiencia que un día en este parque representa para los visitantes. “Es adentrarse en el tiempo histórico, en las impactantes verdades de la Biblia y en una experiencia inolvidable para grandes y adultos”, dijeron.

Réplica de la ciudad de Jerusalén en el parque de atracciones Holy Land. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Réplica de la ciudad de Jerusalén en el parque de atracciones Holy Land. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Para obtener el máximo provecho de la visita y ver en detalle todos los aspectos que representa, y los espectáculos, es bueno separar todo un día. La presentación en la Casa de Lázaro, recorrer el Scriptorium o El Museo de la Biblia y admirar la recreación de Jerusalén, con todos los detalles, hacen que valga aún más la pena verlos sin prisa. Esta réplica de Jerusalén es la más grande del mundo y el Templo de Jerusalén está hecho a 1/3 de la escala del templo actual.

La entrada general es de $50 por persona, $35 para los de 5 a 17 años y niños de 4 años o menores, son gratis. Se recomienda llegar temprano, para poder participar de todos los espectáculos y ver las exhibiciones y el museo.


💬Ver 0 comentarios