El sitio arqueológico es excepcional, con estructuras que cuentan con detalles individuales que muestran la cultura, tradiciones y todo el adelanto de la cultura maya. (Archivo GFR Media)

San Miguel de Cozumel, mejor conocida como Cozumel, es una de las paradas más frecuentes, diversas y bonitas en cruceros que van por el Caribe. La isla mexicana tiene variedad de atracciones que ofrecer, más allá de lindas playas y todo el folclor mexicano, pero para muchos viajeros representa la puerta de entrada a otros atractivos de ese país. Un ejemplo es Tulum, una de las ruinas mayas más importantes y hermosas de México y las únicas rodeadas por el mar Caribe.

Pero llegar hasta ella requiere salir de esa isla para “cruzar” en ferry hasta Playa del Carmen, en la Riviera Maya, y el lugar que para muchos es “donde está todo”. El ferry puede abordarse en la misma terminal del crucero si vas en excursión o a corta distancia, en la Terminal Marítima de San Miguel de Cozumel. Hay opciones variadas de transporte, incluyendo los ferries de alta velocidad.

Las ruinas de la antigua ciudad amurallada están localizadas en una colina, y fue la primera estructura que vieron los españoles al llegar en el siglo XVI. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Las ruinas de la antigua ciudad amurallada están localizadas en una colina, y fue la primera estructura que vieron los españoles al llegar en el siglo XVI. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

El trayecto toma unos 30 minutos y puede moverse bastante. “Nada que una pastilla no pueda controlar”, me dijo una de las empleadas del terminal, y por si acaso, eso fue lo que hice en mi primera visita hace ya muchos años, una práctica que repito sin cuestionar. El mar se puede poner intenso, por lo que si eres sensible al mareo, te sugiero tomar tus precauciones y asegurarte de irte en uno de alta velocidad, donde el movimiento del mar se siente menos.

Pero llegar hasta allí vale la pena. Playa del Carmen es un pintoresco y lindo pueblo playero, donde hay fiestas, buenísimas playas y buena comida, pero además, a la llegada puedes irte en autobús directo a Tulum que está a 45 minutos del muelle y que es un pequeño poblado playero, ubicado en la costa oriental del estado de Quintana Roo. Allí están las Ruinas Mayas de Tulum, el sitio más representativo y famoso de esas costas. 

El Templo de los Frescos, señalados por los guías como uno de los mejores preservados del mundo maya, tiene dentro otro templo. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
El Templo de los Frescos, señalados por los guías como uno de los mejores preservados del mundo maya, tiene dentro otro templo. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

El sitio arqueológico es excepcional, con estructuras que cuentan con detalles individuales que muestran la cultura, tradiciones y todo el adelanto de la cultura maya. Las ruinas de la antigua ciudad amurallada están localizadas en una colina, y fue la primera estructura que vieron los españoles al llegar en el siglo XVI. Anteriormente llamada Zama o Amanecer, se convirtió rápidamente en un punto estratégico de la península de Yucatán, para defenderse de los invasores. Su nombre en maya significa muralla (mide unos 16 pies de alto, pero está en la colina), y cuando los españoles llegaron se piensa que estaba deshabitada, porque según la guía que nos acompañó en un tour, imperaban las malas condiciones del tiempo, incluyendo frecuentes huracanes, por lo que ellos se mudaron buscando alimentos y un lugar mejor para vivir.

Según los historiadores, las inscripciones en los murales y otras piezas históricas de este yacimiento arqueológico, reflejan el culto al dios descendiente. Los visitantes pueden recorrer casi toda la antigua ciudad, que por cierto está en muy buenas condiciones, y ver algunas de sus principales estructuras. Entre ellas El Castillo, que está en el centro, frente al mar y es su estructura principal. Le sigue el Templo del Dios Descendiente, cuyas paredes representan las ofrendas de incienso y maíz, así como la Casa del Noroeste, del Dios Viento y de las Columnas, entre otras. Si vas, echa un vistazo al Templo de los Frescos, señalados por los guías como uno de los mejores preservados del mundo maya y que tiene dentro otro templo. El mural en su interior tiene pintado flores, frutas y maíz. 

Como parte de la visita a Tulum, puedes ir a la playa aledaña. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Como parte de la visita a Tulum, puedes ir a la playa aledaña. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Para que disfrutes el día al máximo, lleva bloqueador solar y sombrero, zapatos cómodos, dinero en efectivo para la compra de artesanías, comida y bebida (la excursión no lo incluye), traje de baño y toalla. Tendrás un corto tiempo para bañarte en la playa de aguas cristalinas, aunque con fuerte oleaje. 

Es altamente recomendado tomar una excursión del crucero para hacer esta visita a Tulum, por varias razones. Vas en un ferry con personal del barco, y en un autobús contratado por ellos que te llevará hacia y desde la terminal del ferry directo hasta las ruinas mayas. Cualquier contratiempo o retraso, será manejado por el crucero sin riesgo a que te deje el barco. 

El complejo de ruinas de Tulum consiste de varios templos. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
El complejo de ruinas de Tulum consiste de varios templos. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)


💬Ver 0 comentarios