Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La opulencia y el lujo con el que vivieron el zar Nicolás II y su familia, hasta su muerte a manos de la Revolución Bolchevique se refleja en cada rincón y detalle de la iglesia de San Pedro y San Pablo donde descansan sus restos. (Gregorio Mayí / Especi

Cuando la televisión, el cine y las películas en general despiertan la curiosidad por conocer más sobre hechos históricos, cumplen el propósito doble que siempre deberían tener. Si bien es importante entretener, también debería tener un carácter educativo, o al menos, de despertar la curiosidad por aprender sobre ciertos temas.


💬Ver 0 comentarios