Humacao está localizado en el este de Puerto Rico. (Archivo GFR Media)

Una de las cosas que adoro de la vida es mantener un balance entre lo que es mi trabajo y los días libres para pasear. Hace unas semanas, me fui con la familia a pasar el fin de semana en Humacao, en la región este de la isla.

Nos hospedamos en el Candelero Beach Resort, el hotel que está dentro de la comunidad residencial de Palmas del Mar. Y realmente, la pasamos muy bien.

Candelero Beach Resort. (Archivo GFR Media)
Candelero Beach Resort. (Archivo GFR Media)

El hotel, construido en 1973, está remodelado y tiene mucho verdor por todos lados, lo que le da a uno la sensación de relajación, ¡de que está de vacaciones! El primer día llegamos temprano y, tras registrarnos y en lo que nos entregaban el cuarto, nos fuimos a disfrutar de las dos piscinas que tienen. En la primera, está el Pomodoro Pizza al Legno, una pizzería donde hacen las pizzas frente a uno, en un horno de madera y ladrillo. En el área de la otra piscina, que es nueva, está el Carey Poolside Grill, que ofrece ensaladas, emparedados y platos livianos.

Por la noche, fuimos a comer al restaurante del hotel, Orégano Cocina Criolla, al estilo caribeño. Todo estuvo delicioso. Luego, dimos una caminata por las veredas de la hospedería y tomamos café en Gustos, un local que está por el área de la recepción.

Encuentro histórico

Al día siguiente nos levantamos y nos fuimos de excursión a conocer el pueblo de Humacao. Teníamos una reservación hecha con Lourdes Díaz, del Departamento de Arte, Cultura y Turismo del Municipio de Humacao para darnos un tour por la ciudad. Nos encontramos con ella en el edificio Salvador Abreu Vega “La casona”.

Este es un centro cultural y la sede del Departamento de Arte, Cultura y Turismo de Humacao, localizado en la calle Cruz Ortiz Estela #104. “Esta es una hermosa estructura neocolonial, construida en 1920. Fue la residencia de Vicente Ortiz López, primer alcalde de Humacao y luego albergó la Academia San José, el Colegio Universitario de Humacao, el Asilo de Ancianos Hope y el Humacao Community College. Desde aquí salen los guías turísticos para acompañar a los visitantes en la excursión. Los interesados deben llamar al 787-285-2533, 787-285-2544 o al 787-285-3550”, señaló Díaz.

En esta casona está el mural Fiesta de Cultural Humacaeña, del doctor y pintor humacaeño Ángel Vega Santana. La obra muestra la diversidad cultural que identifica a Humacao, entre estos, el cacique Jumacao, la Inmaculada Concepción la patrona del pueblo, su música y el Festival del Plenazo y su gastronomía, representada por la fritura autóctona de Humacao conocida como Granos.

Desde allí, fuimos al Centro de Artes Ángel “Lito” Peña. “Este es un edificio neoclásico de 1925, su arquitecto fue Rafael Carmoega, el mismo que realizó los planos del Capitolio de Puerto Rico. Aquí estuvo la antigua Corte de Distrito del área este. Hoy es un centro para las artes y eventos culturales, y tieneel museo de la música, con las memorias de Lito Peña”, explicó Díaz.

También visitamos la Plaza de Recreo Luis Muñoz Rivera, construida en 1863, remodelada recientemente con mesas de dominó y una Galería de Humacaeños Ilustres.

Concatedral Dulce Nombre de Jesús. (Archivo GFR Media)
Concatedral Dulce Nombre de Jesús. (Archivo GFR Media)

Entramos a la Concatedral Dulce Nombre de Jesús, una estructura incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos de Estados Unidos. Su construcción se sitúa entre 1868 y 1877. “Este es un edificio de estilo neogótico, ordenado por el obispo Francisco de La Cuerda. Es la única concatedral en Puerto Rico que es diocesis de dos catedrales y dos patrones, de Humacao y Fajardo”, expresó Díaz.

Frente a la plaza se ve la fachada de lo que fue el Teatro Victoria, “Primero fue un hotel, construido en 1917 y convertido en teatro en 1928. En este lugar se presentó el cantante de tango Carlos Gardel en 1935”, contó. Luego fuimos en carro hasta la Plaza del Bicentenario de Humacao, 1793-1993, que tiene un gran monumento dedicado al cacique Jumacao, jefe principal de los taínos. La tarja dice: “Este monumento se erige en homenaje al valeroso y último cacique indígena que fue dueño y señor de estos valles...”.

Plaza del Bicentenario de Humacao. (Archivo GFR Media)
Plaza del Bicentenario de Humacao. (Archivo GFR Media)

Al despedirnos de Lourdes Díaz nos dijo que el Balneario y Centro Vacacional Punta Santiago no ha podido abrir al público desde los huracanes Irma y María, así que decidimos irnos a kayakear y a correr bicicleta.

Reserva Natural de Humacao

Terminamos el día en la Reserva Natural de Humacao Efraín Archilla Diez. Esta reserva, administrada por la Compañía de Recursos Naturales de Puerto Rico, es un refugio de vida silvestre que cuenta con diversidad de recursos naturales, como pantanos, ciénagas, canales y un complejo de lagunas. El carey y el tinglar, dos especies de tortugas marinas, anidan en sus terrenos. Empresarios locales alquilan kayaks y bicicletas, con las que puedes vivir una experiencia ecoturística.

Reserva Natural de Humacao Efraín Archilla Diez. (Archivo GFR Media)
Reserva Natural de Humacao Efraín Archilla Diez. (Archivo GFR Media)

Esa noche, aunque estábamos muy cansados, nos animamos y visitamos Palmanova Plaza, en Palmas del Mar. Está dentro del complejo, cerca del hotel. Alrededor de esta plaza hay más de diez restaurantes y la gente que vive en Palmas llega hasta allí en sus carritos de golf. En ocasiones hay música y diferentes actividades. Es un lugar de encuentro entre amistades y de ambiente familiar.

Se nos quedaron varios lugares por visitar como el Observatorio Astronómico de Humacao, que desde su apertura en 1985, ha sido visitado por miles de personas. Tampoco pudimos ir al Museo Casa Roig, la primera estructura residencial del siglo XX en Puerto Rico que se incluyó en el Registro Nacional de Lugares Históricos. Ambos lugares están a cargo de la Universidad de Puerto Rico, en Humacao.

Museo Casa Roig. (Archivo GFR Media)
Museo Casa Roig. (Archivo GFR Media)

Finalmente, al tercer día, ya de retirada, decidimos tomar la carretera 3, de Humacao hasta Naguabo, para regresar a casa, ya que a lo largo de esta ruta hay muchos lugares para el chinchorreo, y una gran variedad de comercios y mesones gastronómicos.


💬Ver 0 comentarios