En una carrera donde los demás componentes están virtuales, en las pantallas de 17 pies de alto alrededor del teatro, Lightning McQueen está en tamaño de auto regular. (semisquare-x3)
En una carrera donde los demás componentes están virtuales, en las pantallas de 17 pies de alto alrededor del teatro, Lightning McQueen está en tamaño de auto regular. (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)

“Al final la carrera no se trata de velocidad, ni de llegar a la meta, sino del viaje que hiciste para llegar hasta allí”. Esa frase no viene de un filósofo, o de un educador, sino de un auto, pero no de uno cualquiera, sino de uno que habla y para ser exactos del carro rojo más famoso de las películas familiares. Se trata del Lightning McQueen, quien con ese mensaje termina su presentación en el Lightning McQueen Racing Academy, que acaba de estrenar en el parque Hollywood Studios, de Walt Disney World, en Orlando, Florida.

Personaje de Cruz Martínez (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)
Personaje de Cruz Martínez (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)

La atracción/espectáculo, basada en la exitosa serie de películas de Cars, de Pixar, incluye mensajes sobre el trabajo de equipo y el valor de la amistad y adentra a los visitantes en la historia no contada del legendario Lightning McQueen a quién verán “cara a cara”. En una carrera donde los demás componentes están virtuales, en las pantallas de 17 pies de alto alrededor del teatro, Lightning McQueen está en tamaño de auto regular. Además de hablar, cerrar y abrir los ojos, se mueve alrededor del escenario y con la ayuda de sus amigos como Mater, Cruz Ramírez y otros de Radiator Springs, al final logra quedar triunfante aunque en el camino las cosas no salen como esperado, mientras los niños (y adultos) del público no dejan de gritar ¡Ka-Chow! La frase usada desde la primera película de Cars se usa en situaciones donde las cosas salen bien.

Participantes del espectáculo Ready Set Party Time (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Participantes del espectáculo Ready Set Party Time (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

La idea detrás de la atracción es que los visitantes serán parte de la próxima generación de corredores novatos y aprendiendo del nuevo maestro y los años de experiencia del Lightning, así que los niños se sentirán como parte de una gran carrera de autos.

Las oportunidades de fotos son múltiples en la zona dedicada a esta nueva atracción. Allí de entrada está el enorme número 95 en letras rojas, en referencia al número con el que corre McQueen y que curiosamente lo que representa es un homenaje a Toy Story, estrenada en 1995. Aunque el show se hace en un teatro dentro del edificio Sunset Showcase, al lado de la montaña rusa  Rock ‘n’ Roller Coaster Starring Aerosmith y de la Torre del Terror, en el “patio” hay elementos suficientes para llamar la atención y mantener entretenidos a los visitantes. Entre ellos, tomarse fotos con el carro de Cruz Martínez, y el de “DJ” en su tono azul y luces parpadeantes, que es quien pone la música para la fiesta interactiva “DJ’s Ready! Set! Party Time!” donde hay bailarines que ponen a bailar a los niños (se celebra varias veces al día).

Interior del teatro (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Interior del teatro (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)


💬Ver 0 comentarios