Las calles de San Agustín invitan a ser recorridas en bicicleta y en buena compañía. (semisquare-x3)
Las calles de San Agustín invitan a ser recorridas en bicicleta y en buena compañía. (Suministrada)

Los carruajes tirados por caballos recorren lentamente las históricas calles mientras docenas de parejas caminan agarrados de las manos descubriendo rincones perfectos para con un beso o una foto sellar su amor. Es que el escenario es tan perfecto, que San Agustín es un gran favorito para celebrar el romance, y vivir las templadas temperaturas de la primavera.

La ciudad, que es parte de la Costa Histórica de Florida, parece ganar un récord por tener los adornos navideños y sus famosas lucecitas navideñas que se cuentan por miles, extendidas hasta el 3 de febrero.  

Sin embargo, ir en marzo siempre es perfecto, hay que reconocer que cada época del año tiene su encanto. De este mes en adelante el clima está fresco, y disminuye un poco el flujo de visitantes de diciembre, aunque aquí reciben turistas todo el año. Muchos se dan una escapada exclusivamente para visitarlos y otros combinan las vacaciones con lugares como Orlando y Miami.

El Castillo de San Marcos guarda un parecido evidente con el   Castillo San Felipe de El Morro, de San Juan. (Suministrada)
El Castillo de San Marcos guarda un parecido evidente con el Castillo San Felipe de El Morro, de San Juan. (Suministrada) (Castillo de San Marcos)

Visitarla supone encontrarse con la historia y una que nos toca muy de cerca. Hasta allí llegó Juan Ponce de León, en 1513, desembarcando en algún punto dentro de unas siete millas de las costas de San Agustín, para descubrir Florida, el 3 de abril de ese año, cuando se conmemoraba el Domingo de Pascua. Por eso un buen punto para iniciar el recorrido es el Parque de la Fuente de la Juventud, que es considerada la atracción más antigua de la Florida y donde está el manantial del que se dice, bebió Ponce de León buscando mantenerse eternamente joven, un mito que ha trascendido generaciones. 

Ahora el lugar tiene la fuente en una sección, (los visitantes pueden tomar de su agua), pero además otras atracciones que recrean la historia original del estado, incluyendo cañones recobrados en varios lugares de la Florida, y todo lo relacionado a la cultura y estilo de vida de los indios Timucuas, primeros pobladores de la región.  

De noche, el encanto de San Agustín aumenta con restaurantes y bares que pueden visitarse recorriendo sus calles en carruajes halados por caballos. (Suministrada)
De noche, el encanto de San Agustín aumenta con restaurantes y bares que pueden visitarse recorriendo sus calles en carruajes halados por caballos. (Suministrada)

La ciudad, que luego el 8 de septiembre de 1565, fue fundada por el explorador español Pedro Menéndez de Avilés, reúne en pleno centro varias atracciones, incluyendo pintorescas calles con tramos peatonales y nombres en español. Calles como Avilés, Charlotte y Treasury, están llenas de bellezas arquitectónicas coloniales, pero también de numerosas tiendas, heladerías y pizzerías. En pleno centro encontrará, la “Vieja Escuela”, la escuela más antigua de madera de Estados Unidos, la Plaza de la Constitución, (el espacio público más antiguo de América), la Basílica Catedral de San Agustín y el Flager College, entre otros monumentos y atracciones. Este último, donde antes estaba el Hotel Ponce de León, es un Monumento Histórico Nacional, que fue construido por el magnate del ferrocarril Henry M. Flagler, en 1888. Flager es considerado el pionero de turismo en Florida y el edificio es un gran ejemplo de la arquitectura española renacentista (allí ofrecen tours diarios, con espacios muy limitados).

Pero sin duda, algo que llama la atención, no solo por su ubicación estratégica sino por la nostalgia que despierta es el Castillo de San Marcos. Muy parecido al Castillo San Felipe de El Morro, de San Juan, pero en versión mucho más pequeña, desde este, que es el fuerte de mampostería más antiguo de Estados Unidos continentales, puede divisarse toda la bahía y tener una idea de cómo esta fortificación, vigilaba y protegía en la antigüedad, la entrada del puerto. 

En San Agustín ubica el Parque de la Fuente de la Juventud,  considerada la atracción turística más antigua de la Florida. (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)
En San Agustín ubica el Parque de la Fuente de la Juventud, considerada la atracción turística más antigua de la Florida. (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)

Sus hospederías, que van desde la lujosa Casa Monica Resort & Spa, en el mismo corazón del distrito histórico, hasta varios “bed & breakfast”, hostales antiguos y hoteles de cadenas como Hilton, varían en precios. 

Quedarse en el distrito histórico es muy conveniente, por tener a corta distancia las principales atracciones y restaurantes, a donde puede llegar caminando, pero por lo regular tienen los precios más altos. Si se trata de ir con presupuesto ajustado, hay variedad de hoteles entre 10 y 15 minutos en auto, y vale la pena explorar esas opciones que puede economizarle unos dólares en su presupuesto viajero.

Si se trata de romance, el paseo en carruaje es un “must”. Salen desde el frente de la bahía todos los días y noches en un recorrido con un guía profesional, o puede dar un buen vistazo de la ciudad, desde la azotea de la bodega San Sebastian Winery. El histórico Faro de San Agustín y Museo Marítimo es otro imperdible, especialmente al subir a la cima, donde tendrá una vista espectacular, perfecta para una propuesta matrimonial, según recomienda el St. Augustine/Ponte Vedra & The Beaches, Convention and Visitors Bureau.

Un paseo por el centro histórico de San Agustín evidencia su pasado 
como primer asentamiento español en la península de la Florida. (Gregorio Mayí/ Especial para GFR Media)
Un paseo por el centro histórico de San Agustín evidencia su pasado como primer asentamiento español en la península de la Florida. (Gregorio Mayí/ Especial para GFR Media)

Buena gastronomía

Para comer, entre los lugares recomendados están el Restaurante Columbia (desde 1905),  Cap’s on the Water, Valley Smoke BBQ, Beaches at Vilano, Aunt Kate's o Palm Valley Fish Camp, pero además si se trata de algo ligero y probar la “segunda mejor pizza de Estados Unidos” según Trip Advisor, puede ir a Pizza Time (comida rápida, buena y económica). 

En la ciudad, donde hay una creciente población boricua reside el chef arecibeño Michael Lugo, propietario de Michael’s Tasting Room, quien cada vez que vemos reitera la satisfacción de seguir presentado su sazón puertorriqueña con toque internacional a los miles de visitantes de todas partes del mundo que acuden a la ciudad. 

En pleno centro de San Agustín se encuentra, la “Vieja Escuela”. Se trata de la escuela más antigua construida de madera en todo Estados Unidos.  (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)
En pleno centro de San Agustín se encuentra, la “Vieja Escuela”. Se trata de la escuela más antigua construida de madera en todo Estados Unidos. (Gregorio Mayí/Especial para GFR Media)

Por otro parte si prefiere hacer turismo de naturaleza, o combinarlo en su visita, el GTM (Guana Tolomato Matanzas National Estuarine Research Reserve), es un ecosistema único con un impresionante estuario. En un tour ecológico por el vivero marino protegido podría toparse con delfines mulares, tortugas marinas, aves migratorias y águilas. Para completar su visita, puede ir a una de las playas (la Costa Histórica tiene 42 millas de playas) o alquilar una bicicleta. 

Una recomendación, las noches son para disfrutarlas, y para escoger tendrá desde una cena romántica bajo las estrellas y frente a la bahía, hasta numerosas tabernas y bares con música en vivo y conciertos, y si quiere terminar abrazado con su pareja, y dejarle saber que cuenta con su protección, haga un tour de fantasmas, también allí son famosos.


💬Ver 0 comentarios