El área donde se encuentra el resort Atlantis, muy cerca de Nassau, no recibió daños por parte del huracán Dorian. (Pixabay)

El Huracán Dorian impactó intensamente las islas de Abaco y Grand Bahamas, en las Bahamas, una tragedia natural de grandes consecuencias. Pero eso no significa que todas las Bahamas, un archipiélago de más de más de 700 islas y cayos, están destruidas. De hecho a las miles de iniciativas que se están haciendo para ayudar a los afectados, hay un pedido especial que están haciendo las autoridades a los viajeros: sigan sus planes de viajes y visiten estas islas.

El puerto de Nassau, capital de Bahamas y el principal al que llegan numerosos cruceros todas las semanas, no sufrió ningún tipo de daños, y todos los barcos pautados para llegar esta semana, retomaron sus itinerarios. Entre ellos el Carnival Horizon y el Symphony of the Seas, el barco más grande del mundo de Royal Caribbean. En este último barco, que zarpó de Miami, Florida, el 4 de septiembre, viaja José Falcón, de Vacation Mode by José Falcón, que organizó el viaje para un grupo de puertorriqueños.

“Nos encontramos con autoridades de Bahamas a bordo del barco y el mensaje es claro. Que sigamos visitando estas islas, que estas no están destruidas, y que el puerto y la mayoría de los hoteles están en completo funcionamiento”, dijo Falcón en una transmisión de Facebook. Su grupo pudo hacer sin ningún contratiempo su excursión pautada para el Hotel Atlantis, una de las principales atracciones de la región, y que está en Paradise Islands, muy cerca del puerto de Nassau. Otros mega resorts del área, como Baha Mar, también destacaron que están en pleno funcionamiento.

Tanto Abacos como Grand Bahama tienen hoteles, pero estos suponen unas 2,500 habitaciones, un 15% del total de las habitaciones solo de Nassau, cuyas autoridades han dicho que tienen unas 11,000. Dionisio D’Aguilar, el primer ministro de Turismo y Aviación de Bahamas dijo en declaraciones escritas, que además de Nassau y Paradise Island, que están al noroeste, Eleuthera, Harbour Island y Andros no sufrieron daños. Tampoco las que están al sureste y el área central, como Las Exumas, Cat Island, San Salvador, Rum Cay, Long Island, Acklins/Crooked Island, Ragged Island, Mayaguana y la islita de Inagua, todas también muy turísticas.

Islas privadas de los barcos no fueron afectadas

Por sus millas de playas cristalinas, la abundancia de vida marina y su fantástica localización, en varias islas y cayos del archipiélago de las Bahamas es donde las líneas de crucero han construido sus facilidades privadas, incluyendo puertos propios, para hacer pasadías en sus travesías desde la Florida.

Hasta este momento no se han reportado daños significativos en esas islas, aunque han permanecido cerradas toda la semana en lo que se completa su evaluación y las empresas se aseguran que están en óptimas condiciones.

Entre estas se incluyen CocoCay, de Royal Caribbean, y que la compañía reestrenó en mayo. Sus instalaciones incluyen un enorme parque acuático con una chorrera acuática de 135 pies de alto, un zipline y globo de helio desde donde se puede ver toda la isla. La renovación, que costó $250 millones, convirtió a CocoCay en un destino en sí mismo que aparece en los itinerarios de los barcos de ellos como “A Perfect Day at CocoCay”. La empresa dijo que espera reabrirla el 7 de septiembre si confirman que no hubo daños, pero que tienen que tomar en cuenta que tienen unos 400 empleados, la mayoría locales, y tienen que asegurarse que estén bien.

Disney Cruise Line, por su parte dijo que Castaway Cay, una paradisíaca islita ganadora de premios por sus completas facilidades, tampoco sufrió daños significativos. Sus casi 100 empleados pasaron el huracán en un refugio, en el que la empresa dijo que estaban seguros y con alimentos, agua y luz. Destacaron que estarán en labores de limpieza y notificarán la reapertura.

Otras islas como Great Stirrup Cay, de Norwegian Cruise Line y Half Moon Cay, de la Corporación de Carnival, se están evaluando, aunque informes preliminares no indican tampoco, ningún daño. En cuanto a sus aeropuertos, el Aeropuerto Internacional Lynden Pindling, de Nassau, permanece abierto. La Oficina de Turismo de Bahamas indicó en un comunicado que cualquier persona que quiera ayudar, debe entrar a www.bahamas.com/relief para ver organizaciones autorizadas a recibir donativos.


💬Ver 0 comentarios