Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La isla de Bora Bora se distingue por una bella laguna en varios tonos de azul, atolones con collares de arena blanquísima y el imponente Monte Otemahu que parece esculpido por una talentosa mano gigantesca.

El artista postimpresionista Paul Gauguin, los novelistas Robert Louis Stevenson y James Michener fueron cautivados con la legendaria belleza de la Polinesia francesa. Y el poeta Rupert Brooke, otra luminaria enamorado por las islas, observó: “En los Mares del Sur, el Creador parece haber querido mostrarnos lo que él podía hacer”. Y los paisajes inolvidables de estas islas siguen llamando a los viajeros modernos.


💬Ver 0 comentarios