Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cuenta la leyenda  que estos manantiales pudieron haber sido la famosa “fuente de la  juventud” que  Juan Ponce de León buscaba con ansiedad. Se trata de, posiblemente, el mayor atractivo de Coamo a través de su historia. Al menos hasta allí han llegado miles de personas buscando   alivio a sus males musculares, o para saciar la curiosidad ante semejante maravilla natural.


💬Ver 0 comentarios