Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Saltar de una ciudad a otra de Europa, en un viaje por el viejo continente, se ha convertido en una opción cada vez más frecuente por las escasas distancias y por las ofertas de vuelos y aerolíneas ‘low cost’ que ofrece precios desde 60 euros por una trayecto entre dos capitales. Sin embargo, hay que tener cuidado con los cargos por las maletas, que puede llegar a suponer el mismo importe que el del billete.


💬Ver 0 comentarios