Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
El suscriptor deberá sentarse con calma para evaluar todas las ofertas y opciones que ofrecen las compañías aseguradoras.
El suscriptor deberá sentarse con calma para evaluar todas las ofertas y opciones que ofrecen las compañías aseguradoras. (Shutterstock)

Toda persona que evalúa un seguro de servicios de salud personal para suscribirse a sus beneficios debe orientarse para tomar decisiones sustentadas en dos factores muy importantes.

De acuerdo con Víctor Arroyo, experimentado corredor de seguros y presidente de Vagib Corp –firma especializada en seguros médicos, personales y grupales—, hay que seguir varios pasos antes de esta decisión.

“En primer lugar, un suscriptor debe enumerar sus condiciones de salud”, dice Arroyo, quien cuenta con más de cuatro décadas de experiencia en este campo. “Se recomienda, en algunos casos, dialogar con terceras personas allegadas a su entorno inmediato para confirmar que incluye todos los detalles de su salud”, recomendó.

Luego, el suscriptor deberá sentarse con calma para evaluar todas las ofertas y opciones que ofrecen las compañías aseguradoras para determinar si sus necesidades pueden cubrirse dentro de las diversas cubiertas disponibles.

“En el caso de los planes individuales, las ofertas incluyen a la población mayor de 65 años con el plan original de Medicare o los programas Advantage”, explicó Arroyo. “Un asunto importante que deberá evaluarse, cuando se trata de escoger entre estas dos opciones, es el interés que pueda tener el asegurado en recibir de forma abierta servicios en los Estados Unidos”, señaló el experto.

“Lo más importante para la persona que quiere suscribirse a un plan de salud es saber que, en el caso de viajar fuera de la isla, sus necesidades estarán cubiertas”, anadió.

Otro tema que Arroyo destacó en esta comparación es que un consumidor deberá considerar es la oferta de servicios complementarios para su cuidado de salud. Estos servicios, según estableció, pueden calibrarse a través de diversas herramientas para crear un perfil de salud individual que permita recomendar otras alternativas de cuidado.

“Por regulación, todos los planes médicos ofrecen servicios esenciales similares”, aclara Arroyo. “Las diferencias pueden incluir los servicios complementarios. De igual manera, cada compañía quiere diferenciarse de su competencia con opciones que resulten más atractivas. como transportación a citas médicas, membresías a gimnasios, consejería nutricional, entre muchos otros”, enfatizó.

De acuerdo con Arroyo, todos esos ofrecimientos forman parte de un proceso integrado para manejar el bienestar del paciente. “Lo atractivo para un suscriptor es que, al evaluar su cubierta de salud, también considere estas alternativas porque es parte de un compromiso [estipulado por las leyes estatales y federales] para tener una población más saludable”, expresó.

Si bien la comparación es un ejercicio que debe tomarse muy en serio, las recomendaciones de Arroyo trascienden al autocuidado y la responsabilidad por su propia salud.

“Es importante que las personas se realicen las pruebas de prevención y cernimiento según su edad y posibilidad de riesgo”, subraya. “Estas pruebas están cubiertas sin costo para el asegurado, de acuerdo con los criterios establecidos por la ley”, subrayó.

Realizar una comparación entre la cobertura que ofrecen los distintos planes médicos es, por sí misma, un ejercicio saludable, a juicio de Arroyo. Desde su perspectiva, “este mismo criterio se debe utilizar en la selección de cualquier plan médico, individual o grupal”, finalizó Arroyo.

💬Ver comentarios