El consumidor debe cerciorarse de que la póliza refleje el valor de la propiedad y que incluya todas las mejoras que le ha hecho.
El consumidor debe cerciorarse de que la póliza refleje el valor de la propiedad y que incluya todas las mejoras que le ha hecho. (Shutterstock)

El dueño de casa enfrenta una temporada de huracanes más activa y costos de construcción más altos, lo que potencialmente aumenta el riesgo de pérdida, si no toma acción en elevar la cubierta de su propiedad.

“Siempre recomendamos que, antes del inicio de la temporada de huracanes, el consumidor revise su póliza de seguros para ver si cuenta con la protección adecuada. Este año es más importante aún porque estamos ante una combinación peligrosa: la proyección de una temporada más activa y costos de construcción mucho más altos”, dijo José del Amo, presidente de Triple-S Propiedad. Advirtió que cuando ya hay un aviso de huracán para Puerto Rico no se aceptan cambios en las pólizas, por lo cual el momento para revisar las pólizas es cuando no hay aviso anunciado.

Del Amo indicó que el consumidor debe cerciorarse de que la póliza refleje el valor de la propiedad y que incluya todas las mejoras que le ha hecho para evitar penalidades de coaseguro que lo dejen expuesto. El coaseguro es cuando la cubierta no refleja la totalidad del valor, por ejemplo, una vivienda de $200,000 que esté asegurada por la mitad del valor para tener una prima más baja o porque no se haya actualizado el valor de mejoras hechas a la propiedad. Si se hicieron mejoras al hogar como añadir una terraza, o una piscina o una cocina nueva con enseres más caros, el dueño debe asegurarse de que se reflejen en la póliza. De no ser así, el ajustador aplicará una penalidad a la pérdida. En el caso de una póliza de $100,000 para una casa con un valor de $200,000 la penalidad del coaseguro será de un 50 %. El consumidor debe conocer el deducible de la póliza.

Otro punto importante que debe tomar en cuenta el asegurado es que los costos de construcción han aumentado considerablemente debido a la inflación y a los problemas con la cadena de suministros. La Asociación de Constructores de Puerto Rico advirtió, a finales del año pasado, sobre un aumento en los costos de construcción en Puerto Rico de 25 a un 30 %, debido a la falta de mano de obra y al aumento en los precios de materiales de construcción.

Esos costos son similares a lo que se ha estado experimentando en Estados Unidos continentales. La National Association of Home Builders indicó, en abril de 2022, que el precio de materiales usados en la construcción de hogares había aumentado 8 % desde el inicio del año. Comparado al año anterior, el aumento en precio ha sido de 20.4 % y, desde el inicio de la pandemia en 2020, el incremento ha sido de 33 %.

“Recomendamos llamar a su productor lo antes posible para revisar su póliza y discutir cómo proteger su propiedad”, puntualizó Del Amo. Añadió que los consumidores deben tomar todas las medidas necesarias para mitigar los daños en la propiedad, desde cerciorarse de que las cisternas, calentadores y placas solares estén debidamente afianzadas, hasta proteger las ventanas y las puertas, limpiar los desagües y cortar las ramas que puedan caerse y causar daños. “No queremos repetir la experiencia del huracán María”, dijo Del Amo.

💬Ver comentarios