Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
La gran familia de marcas y productos de GFR Media satisfacen las necesidades únicas de las audiencias y El Nuevo Día ha evolucionado, sirviendo a las audiencias e impactando la vida de varias generaciones de puertorriqueños.
La gran familia de marcas y productos de GFR Media satisfacen las necesidades únicas de las audiencias y El Nuevo Día ha evolucionado, sirviendo a las audiencias e impactando la vida de varias generaciones de puertorriqueños. (Suministrada)

El 18 de mayo de 1970 se publicó la primera edición de El Nuevo Día. Para su fundador, don Antonio Luis Ferré, esto representó el inicio de un sueño albergado desde su infancia. A los 12 años redactó, ilustró y diseñó un periódico que llamó El Nuevo Día.

El Nuevo Día ha evolucionado, sirviendo a las audiencias e impactando la vida de varias generaciones de puertorriqueños. Su objetivo siempre ha sido crear un espacio para el periodismo serio y responsable que informa, fiscaliza, orienta y acompaña el diario vivir de sus lectores y seguidores en todas sus plataformas. El Nuevo Día es, sin lugar a duda, el principal foro de Puerto Rico, donde se discuten los temas que movilizan a la opinión pública para generar el diálogo constructivo que promueve la tolerancia, la equidad y la inclusión para un mejor país.

Los grandes momentos de Puerto Rico han quedado plasmados en la historia impresa y digital de El Nuevo Día. En ese espacio vital han aparecido las grandes alegrías que nos han hecho gozar de felicidad, así como las tragedias que han azotado al pueblo puertorriqueño. Este medio ha sido el lugar para exponer los retos, albergar esperanzas y promover siempre un destino mejor.

Cada país tiene sus héroes y todos necesitan una plataforma para compartir sus logros. El Nuevo Día ha sido el escenario perfecto para proyectar el orgullo de nuestros medallistas olímpicos y nuestras reinas de belleza, así como los sucesos que nos causaron el dolor de ver partir a miles de los nuestros tras huracanes, como Irma y María; otras catástrofes naturales, como el derrumbe en el barrio Mameyes, en Ponce, y la larga pandemia del COVID-19. También ha estado presente para conectarnos, a través de su cobertura, con eventos internacionales; investigar a fondo y fiscalizar asuntos de diversas ramas y ser una plataforma que nos invita a ser partícipes del desarrollo socioeconómico de la isla.

La tecnología y la llegada de nuevos canales de comunicación también fueron elementos claves en la evolución de la empresa. En abril de 1997 nació elnuevodia.com, para abrir una nueva ventana y medio de conexión con audiencias de todo el mundo, apelando a los puertorriqueños de aquí y de la diáspora.

Hoy, luego de más de cinco décadas, El Nuevo Día es el medio de referencia de todos los puertorriqueños. Eso es producto del compromiso de sus más de 500 empleados, quienes trabajan cada día para que sus audiencias estén mejor informadas y conectadas con lo que sucede dentro y fuera del país.

Su misión siempre será ofrecer un periodismo de calidad, con transparencia y profundidad. Esta es la fórmula del fundador de El Nuevo Día, don Antonio Luis Ferré, quien siempre ha promovido con entusiasmo la misión de estar al servicio de nuestra tierra.

💬Ver comentarios