PRESENTADO POR
Padres
Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Carlos Vives disfruta la fama de ser un gran padre

En su rol paternal, además de inculcar el arraigo por su natal Colombia, apoya las pasiones de cada uno de sus hijos, siendo facilitador para que tomen los caminos que les apasionan

11 de junio de 2024 - 12:00 AM

Carlos Vives con sus hijos. Desde la izquieda, Lucy, Elena, Pedro y Carlos Enrique. (Suministrada)

Más de tres décadas de trayectoria, una extensa lista de grandes éxitos, los más destacados reconocimientos de la industria musical y la fama que le han ganado su talento para la música no han cambiado, para nada, la esencia de Carlos Vives: un padre de familia que siempre ha buscado ganarse la vida en lo que más ama y ser un ejemplo para sus cuatro retoños.

Es así que, para el dos veces ganador del premio Grammy, y 18 veces ganador del Latin Grammy, a quien la Academia Latina de la Grabación distinguió como la “Persona del Año 2024″, no hay mayor galardón que ser padre de Carlos Enrique (32 años), Lucy (27), Elena (16) y Pedro (14).

Carlos Vives, con sus hijos, Carlos Enrique y Lucy, a la derecha; y Elena (sobres sus hombros)  y Pedro (en su regazo).
Carlos Vives, con sus hijos, Carlos Enrique y Lucy, a la derecha; y Elena (sobres sus hombros) y Pedro (en su regazo). (Suministrada)

En su faceta de papá, Vives se considera como el “alcahuete” de sus hijos y afirma tener el rol que toda figura paterna tiene en una familia.

“Mi rol son los cuentos, las historias, la lectura. Mi rol es siempre buscar esa sonrisa; siempre tratar de que esos momentos difíciles se solucionen y pasen rápido. [Tengo] el rol de todos los papás... quien es el que hace el trabajo duro, el que prende el carbón, el que carga las cosas, que carga las bicicletas, que infla los balones. El papá que hace el trabajo manual… Ese es mi rol”, expresó el cantante colombiano.

Dentro de la paternidad, Vives busca constantemente mantener un balance entre la modernidad de estos tiempos y las tradiciones de su natal Colombia, a fin de que sus hijos se mantengan arraigados a su cultura.

“Desde siempre, he infundido en mis hijos que la modernidad debe nacer de la tradición. Mi manera de pensar y de comunicárselo a mis hijos es que su modernidad no tiene que estar desconectada de sus tradiciones y de su herencia”.

“Nuestra cultura colombiana juega un papel importante porque es el país donde hemos nacido. Es un país diverso, que, desde pequeños, nos muestra y enseña toda una herencia cultural, musical, histórica y cosas que he podido compartir con mis hijos”, mencionó.

Según el artista, su propósito siempre ha sido que sus vástagos se críen “conociendo, sintiendo, experimentando y viviendo este país en toda su diversidad”.

“Para nosotros es importante que aprendan, queriendo la tierra [Colombia], y, a través de que la conozcan –me decía una maestra (Delia Zapata Olivella)῾'que no se ama lo que no se conoce’–, entonces, hemos procurado que nuestros hijos entiendan muchas de las realidades que hay en nuestro país”, dijo el orgulloso progenitor.

En su rol paternal, además de inculcar ese arraigo por su país, Vives afirma que apoya las pasiones de cada uno, y que, en lugar de imponer, prefiere ser facilitador para que sus hijos tomen los caminos que les apasionan.

“Los hijos traen un talento especial y uno tiene que observar y acercar unas herramientas, pero no impongo nada, sino que voy viendo y voy dándome cuenta de cuáles son sus gustos y por dónde van sus preferencias. La vida le va enseñando a uno eso y uno va poniendo las herramientas. Y, eso que a ellos los haga felices, eso es”, aseguró.

Sin embargo, es casi inevitable desligar la vida de sus hijos de la música y son muchas las experiencias que han vivido de su mano.

“En mi casa, ha sido el ejemplo; estaban el piano, la guitarra; cantábamos… Ellos estaban muy involucrados. Siempre promovemos ciertas tradiciones que tenemos de nuestra cultura, de nuestra religión y ellos han vivido eso, y han terminado acercándose a los instrumentos”, señaló el famoso cantante.

Precisamente, la carrera musical, en ocasiones, se torna como una barrera para la paternidad, pero el cantante afirmó que ha encontrado las pausas y los silencios dentro de su ajetreada agenda para darle sus mejores acordes y todo su tiempo a su familia.

“Soy el típico papá que viaja y digamos que, a través de mi trayectoria, he aprendido a equilibrar mejor eso y poder, al final, lograr espacios para estar con ellos, ya sea que nos vamos a viajar, que nos quedamos, o que estamos conectados por los teléfonos. La verdad es que no ha sido fácil, pero, con el tiempo, he ido aprendiendo”, explicó.

“También he tenido la suerte de que ellos han comprendido y han querido mucho mi trabajo; se han involucrado, han disfrutado viajando conmigo, entienden y comprenden la vida de los papás, y siempre ayuda mucho cuando hay comprensión de parte de la familia”, reconoció el famoso artista.

De esas vivencias, Vives ha aprendido a sacar espacio para la familia y a valorar el tiempo en el ahora, sin afanarse por el reloj.

“Ha sido un aprendizaje, porque uno siempre [anda] en el afán, pero hoy tengo la suerte de tener una jefa que me organiza la agenda y que me ha enseñado que nunca el tiempo es poco y nunca el tiempo es mucho. Empieza uno a valorar el tiempo y eso es estar como en el presente, valorar cada segundo”, sostuvo el cantante, quien agrega que el mejor consejo de paternidad “me lo ha dado la misma paternidad”.

Dentro de esas experiencias que solo se ganan en el intento de ser padres, Vives aseguró que ha logrado inculcarles a sus hijos el respeto por los demás y no solo eso, sino también dejar claro que la fama no es una barrera entre su familia y la sociedad.

“Yo creo que, al final, es el ejemplo. Siempre he sido consciente de lo que representa el trabajo y para quién trabajo. Creo que ellos lo saben y han aprendido, en mi ejemplo, que nuestro trabajo es como cualquier trabajo y que no da privilegios; por el contrario, debe conectarlo a uno con la gente, porque uno trabaja para la gente, uno escribe canciones para la gente y ellos así lo han entendido y tienen una relación muy cercana con la gente; muy respetuosa, agradecida y de mucho valor. El ejemplo de todo, de mamá, de papá, ha sido siempre de respeto a la gente. Para nosotros, cada ser humano tiene un valor, así que ellos han crecido con ese ejemplo”, puntualizó Vives.

La autora es periodista colaboradora de Suplementos.

BrandStudio
Este contenido fue redactado y/o producido por el equipo de GFR Media.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: