Un manejo adecuado del dinero es la base de las decisiones financieras que vamos a tomar. (Shutterstock)

El dinero es uno de los principales inductores de ansiedad. Así lo evidencian investigaciones médicas y estudios que advierten cómo es capaz de quitarle el sueño y la paz a cualquiera.

Esta situación, que ya era crítica tras los huracanes Irma y María, y luego los terremotos, ha empeorado con la recesión causada por la pandemia, donde se ha reducido el salario de mucha gente y ha creado desafíos económicos para otros.

En este año, sin duda, parte de la población tendrá menos dinero para gastar, incluso, es probable que aquellos cuyas circunstancias económicas no hayan cambiado también sean más cuidadosos con sus gastos.

La gente está preocupada por sus finanzas en medio de la incertidumbre económica. La sensación de control económico, el conocimiento en este ámbito y la seguridad se están convirtiendo en indicadores cada vez más importantes para alcanzar una sensación tranquilidad mental. Es así como el bienestar económico pasa a un primer plano y, sobre todo, al conjunto de acciones para conservar la salud integral.

De acuerdo con el experto en finanzas personales Kurt Schindler, un manejo adecuado del dinero será “la base de las decisiones financieras que vamos a tomar”. Llevar cuenta de nuestros gastos y ahorros es la clave para sobrevivir eventos más difíciles a nivel financiero.

Por tanto, en momentos en los que cada centavo cuenta, Schindler, profesor del Departamento de Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico de Río Piedras, brinda algunos consejos:

1. Ten una buena actitud

El también profesor explica que la actitud positiva no necesariamente es un requisito, pero ayuda a comprender que lograr una buena rutina financiera toma tiempo y permitirá la motivación necesaria para progresar.

“Yo diría que el asunto de las finanzas personales empieza con una actitud positiva y estar claro en lo que deseo lograr”. De la misma forma, destaca que las metas financieras pueden ser asuntos sencillos, tales como: reducir la deuda de la tarjeta de crédito, ahorrar cada mes o acumular dinero para la compra de un hogar.

2. Verifica cuánto tiempo y dinero requiere la meta

Schindler recomienda evaluar las metas por niveles: singular, si se trata de una meta específica; medible, para determinar cómo calcularás el progreso; alcanzable, en ese momento de tu vida; y relevante o realista por un tiempo.

“Todos tenemos sueños que creemos que son metas, pero cuando uno los lleva a números, nos convencemos de que va a requerir un poco más de tiempo o un poco más de capital o ambos”, dice.

3. Comprende que se trata de una rutina diaria

El experto compara el manejo diario del dinero con una dieta para ilustrar que tomará tiempo y esfuerzo. A su vez, recomienda dar pasos, aunque pequeños, todos los días hacia la meta. Entre las estrategias se encuentra: llevar una lista al supermercado al momento de hacer una compra para evitar gastos innecesarios.

4. Págate primero

“Nosotros ganamos dinero, pagamos cuentas, vivimos y, si sobra, ahorramos. Eso no está funcionando. Así que cambiamos. Un cambio sutil, pequeño, es: gano dinero, guardo y vivo con lo que sobra”, aconseja.

El profesor universitario detalla que es necesario convencerse de que, aun dentro de todas las dificultades económicas que enfrenta el país en los últimos años, un dólar ahorrado puede hacer una diferencia. Ese dinero puede guardarse en un sobre, una jarra o una cuenta de banco, dependiendo de la voluntad de cada persona para no gastarlo sin necesidad.

5. Haz un plan de gastos

Schindler invita a sustituir la elaboración de un presupuesto por un plan de gastos. “Vamos a gastar y planificamos cómo y, en esa planificación de cómo gastar, el ahorrar es el primer gasto”, indica.

6. Reconoce tus debilidades y evítalas

El experto en finanzas explica que las personas deben ser realistas en cuanto a los asuntos que les invitan a gastar dinero y anticipar cómo los evitarán. Aprovechó la conversación para aconsejar el ahorro de una parte de los estímulos económicos esperados durante la pandemia del COVID-19 para utilizarlos en momentos de necesidad.

7. Quita la información de pago de Internet

“Cuando la información de pagar con tarjeta ya está guardada en el site, se hace más fácil gastar dinero”, precisa para luego añadir que, cuando se requiere un esfuerzo para buscar la tarjeta cada vez que se va a pagar un artículo en línea, es más probable que se evite el gasto.

8. Sé flexible contigo

El experto concluye sus recomendaciones con una invitación a evitar las críticas ante equivocaciones y gastos innecesarios para poder comenzar el día siguiente con una actitud renovada hacia la meta. De igual forma, destaca que todo el mundo tiene las destrezas para lograr una buena rutina financiera y que “no es imposible”.

La planificación es necesaria

Las pequeñas y medianas empresas también han sufrido las consecuencias económicas provocadas por la pandemia de COVID-19. Ante esta realidad, la fundadora del programa de desarrollo profesional INprende, Alessandra Correa, recomienda una buena planificación financiera.

“Todo emprendedor debe poder prepararse. Es decir, tú debes poder tener un plan “b” y plan “c” para atender tus finanzas personales porque, cuando tú empiezas, las finanzas personales tuyas inciden en las finanzas de tu negocio”, recalca al añadir que el negocio no puede ser una vía para alimentar las finanzas personales.

De acuerdo con la empresaria, esa preparación le ayudó a prevenir momentos de dificultad económica como los actuales. Correa explica que maneja el presupuesto de INprende, y de los empresarios que se capacitan en esa compañía, evaluando tres escenarios: uno favorecedor, uno mediano y uno sin ingresos por un año.

Para su sorpresa, la pandemia provocó el tercero, donde estuvo casi un año sin recibir ingresos, pero asegura que INprende contaba con ocho personas y que tal planificación le permitió aumentar el personal a 23, aun bajo esas circunstancias.

💬Ver comentarios