Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El paciente no refleja síntomas durante el día y, sin embargo, no hace más que recostarse y empiezan los síntomas de asma.
El paciente no refleja síntomas durante el día y, sin embargo, no hace más que recostarse y empiezan los síntomas de asma. (Shutterstock)

Síntomas como tos seca, dificultad para respirar y pitillos se agravan cuando las personas con asma se exponen a alérgenos, cambios de temperatura, hongos y otros factores en las noches. El asma es una enfermedad crónica que causa inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, que no permiten el paso del aire a los pulmones, según se define en la página web del Programa de Manejo y Control del Asma del Departamento de Salud. Esta condición puede exacerbarse cuando el paciente se apresta a descansar en las noches.

💬Ver comentarios