Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
La mascarilla es una de tus mejores protecciones, úsala. (Shutterstock)

El coronavirus, la pandemia de este siglo, ha transformado la vida de los puertorriqueños. Las mascarillas, el lavado de manos y el distanciamiento físico son parte de la nueva realidad del mundo entero. Para principios de septiembre, el Departamento de Salud había registrado sobre 15 mil casos confirmados de COVID-19 en Puerto Rico.

Lo primero, es comprender la enfermedad y entender que los procesos de interacción de los niños, adultos y personas de edad avanzada no son los mismos. Principalmente, el virus se transmite a través de las gotículas, las pequeñas gotitas de saliva que salen de la nariz o la boca al hablar, toser o estornudar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que los síntomas habituales del virus son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Comienzan gradualmente, y pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus. De hecho, algunas personas los experimentan levemente o son asintomáticas, por lo que la prevención es sumamente necesaria.

Los pacientes con más riesgo son los adultos mayores y los que padecen de condiciones médicas previas como hipertensión arterial, problemas cardíacos o pulmonares, diabetes o cáncer, según la OMS. Sin embargo, el COVID-19 puede enfermar a cualquier persona y convertirla en transmisora del virus.

A continuación, algunas recomendaciones para promover el cuidado y la prevención de los niños, adultos y personas de edad avanzada ante el COVID-19:

¿Cómo prevenir el contagio?

Lavado de manos constante

1. Lavarse las manos con agua y jabón, frecuentemente, elimina los virus que puedan haber en tus manos, según la OMS. Las gotículas contaminadas pueden caer en superficies que te rodean por lo que si tocas objetos a tu alrededor, puedes infectarte.

2. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) recomiendan una duración de al menos 20 segundos.

3. Los desinfectantes no eliminan todas las bacterias y microbios. El agua y el jabón son la opción ideal, pero de no disponer de ellos, los CDC proponen utilizar un desinfectante que contenga 60 % de alcohol.

Uso de la mascarilla

1. Ya sea quirúrgica, de tela o N95, se debe utilizar mascarilla todo el tiempo, cubriendo la boca y la nariz, para protegerte a ti y a otros. Más aún, si posees el virus y no lo sabes porque eres asintomático.

2. Siempre debes asegurarte de que no esté sucia, dañada o mojada. Antes de ponerte y quitarte la mascarilla, lávate las manos.

3. Mantén cerca una bolsa de plástico limpia para guardar la mascarilla en caso de tener que quitártela.

4. Es recomendable lavar las mascarillas de tela con jabón y agua caliente al menos una vez al día.

5. La OMS preparó algunas infográficas para ilustrar cómo utilizarlas de forma segura.

Mantener seis pies de distancia

1. Evita el contacto directo. Mantén una distancia de seis pies, aproximadamente la longitud de dos brazos, según los CDC.

2. Practica el distanciamiento físico, y no vayas a lugares concurridos.

3. De tener que salir, los CDC recomiendan observar las señales físicas o marcas en los pisos o paredes de los establecimientos que indican la distancia.

Desinfectar las superficies

1. Diariamente, establece una rutina de limpieza. Los CDC aconsejan limpiar mesas, manijas de las puertas, interruptores de luz, grifos, lavamanos, escritorios, teléfonos, teclados, controles, entre otros.

2. La OMS compartió que “diversos estudios han demostrado que el virus puede sobrevivir hasta 72 horas en superficies de plástico y acero inoxidable, menos de 4 horas en superficies de cobre y menos de 24 horas en superficies de cartón”.

Cuidando a los más pequeños

1. La Academia Americana de Pediatría (AAP, en inglés) sostiene que la mayoría de los niños, de dos años en adelante, pueden usar mascarillas con seguridad.

2. Los padres deben explicarles a sus hijos, con palabras sencillas, por qué la gente está llevando mascarillas, y contestar sus preguntas sobre la enfermedad.

3. Incluso, pueden animar al niño a decorar la mascarilla o seleccionar el diseño para darle la sensación de propiedad.

4. La APP exhorta a los padres a mantener los desinfectantes fuera del alcance de los menores, ya que ingerirlos puede causar una intoxicación.

5. De tener bebés o niños pequeños en el hogar, la OMS recomienda dejar los zapatos en un área específica como la entrada, fuera del acceso de los menores, ya que al gatear o jugar pueden tener contacto con ellos.

6. El Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico ha creado material educativo como libros de actividades, en inglés y español, para los niños. Descarga el Libro de Actividades Achú en este enlace: https://prsciencetrust.org/libro-achu

Protegiendo a los mayores

1. Al ser la población más en riesgo, recuerda estar pendiente de los adultos mayores en tu hogar, familia, vecindario o trabajo.

2. Monitorea su salud. El estar encerrado conlleva que posibles estresores puedan desarrollarse, y afectar su salud física y mental.

3. Las personas de edad avanzada deben tener una lista de medicamentos diarios y la hora del día en que los toman en caso de enfermarse, según la Asociación Americana de Personas Retiradas (AARP, en inglés).

4. Deben evitar las salidas innecesarias y mantener una hoja de contactos a la mano de necesitar comunicarse para hacer alguna compra o tener que ir a una cita médica.

Por último, es imprescindible crear un plan de acción en el hogar y practicar las medidas preventivas para salvaguardar la salud de tu familia y vecinos.

💬Ver comentarios