Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
La razón más común para que un evento cerebrovascular ocurra es la presión alta descontrolada.
La razón más común para que un evento cerebrovascular ocurra es la presión alta descontrolada. (Shutterstock)

Los eventos cerebrovasculares y los derrames cerebrales son unas de las principales causas prevenibles de muerte. El 80% de los accidentes cerebrovasculares se pueden evitar, según las estadísticas de la Asociación Americana de Accidentes Cerebrales. Por esta razón, durante el mes de mayo, se hace un llamado a la ciudadanía para prevenir los derrames cerebrales, reducir los factores de riesgo, conocer los síntomas y saber que tiene que moverse de inmediato a la sala de emergencia más cercana.

“Los eventos cerebrovasculares o derrames cerebrales ocurren cuando se tapan o se rompen las arterias del cerebro”, explicó el neurólogo vascular Julio Rodríguez Colón, del Centro de Neurociencias y Manejo de Stroke del Sistema de Salud Menonita. “No todos los eventos cerebrovasculares son derrames”, aclaró.

El especialista detalló que, en Puerto Rico, el 80% de los casos son eventos isquémicos, lo que quiere decir que ocurren porque se tapan las arterias, ya sea por presión alta o la formación de algún coágulo. El restante 20% son las hemorragias cerebrales que ocurren cuando se rompe la arteria y esta sangra.

De la misma forma, explicó que las estadísticas confirman que cada 40 segundos la vida de alguien cambia por un evento cerebrovascular. Mientras que cada cuatro minutos alguien muere de un derrame cerebral. “Todos estamos en riesgo. Es más común en las personas de 55 años o más, pero, en la práctica, vemos tantos pacientes jóvenes que estamos alertando a todos para cuidarnos mejor”, aseveró.

El tiempo es la herramienta más poderosa ante un evento cerebrovascular. Según Rodríguez, el tiempo es cerebro. Es así, porque, cuando ocurre un ataque cerebrovascular, se destruyen dos millones de neuronas por minuto. De ahí la importancia de que la población cree conciencia de que, “mientras más rápido se atienda, mayor es la posibilidad de recuperarse”, acotó.

El neurólogo vascular sostuvo que no es algo para quedarse en la casa ni esperar al otro día. Hizo hincapié en que un accidente cerebrovascular o derrame es una emergencia médica y tanto el paciente como los familiares lo tienen que entender. Además, los derrames son la causa número uno de incapacidad después de los 50 años.

“Hay eventos desde leves, [hasta] moderados y severos. Le pueden cambiar la vida funcional al paciente o al familiar. Por eso es tan importante la prevención y, en caso de que tenga los síntomas, acudir rápido al hospital”, enfatizó Rodríguez.

La razón más común para que un evento cerebrovascular ocurra es la presión alta descontrolada. Otros factores de riesgo son: diabetes, sedentarismo, obesidad, colesterol alto, fumar y apnea del sueño. Del mismo modo, existen factores fuera del control del paciente como: la raza, la edad y el género.

Sin embargo, el galeno insistió en que las hemorragias cerebrales tienen altas posibilidades de prevenirse; claro está, en la medida en que el paciente tome control del cuidado de su salud, visite el médico con regularidad, se tome la presión, cuide su diabetes y disminuya hábitos como el sedentarismo y el fumar.

¿Cómo reconozco un evento cerebrovascular?

Los síntomas o signos de advertencia de un ataque o derrame cerebral son recogidos en el acrónimo F.A.S.T., que significa “rápido” y se desglosa de la siguiente forma:

  • F (Face) – síntoma de rostro caído o debilidad en la cara.
  • A (Arms) – debilidad en el brazo, en una pierna o en ambas.
  • S (Speech) – dificultad para hablar, lengua pesada, ejecutar o entender.
  • T (Time) – mientras más rápido, mejor posibilidad de recuperarse si va al hospital.
Síntomas del ataque cerebarl
Síntomas del ataque cerebarl (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades)

Una vez el paciente llega a una sala de emergencias, existen diferentes alternativas, entre ellas, nuevas tecnologías que facilitan el tratamiento oportuno en menos tiempo. Rodríguez mencionó como ejemplo RapidAI, una plataforma que recién integra el Centro de Neurociencias y Manejo de Stroke del Sistema de Salud Menonita. “Esta aplicación de inteligencia artificial provee imágenes rápidas, automatizadas y fáciles de interpretar, que permiten tomar acción para salvaguardar la vida de los pacientes”, explicó, por su parte, la directora del Centro, Carmen Morales.

“Nos permite tener una lectura inmediata de cuánto tejido cerebral se puede rescatar. Esta tecnología crea un mapa que ayuda al médico a ver, en específico, qué va a pasar con ese paciente en las próximas horas, si no lo tratamos de forma inmediata. Anteriormente, esa decisión dependía [exclusivamente] de la experiencia y el conocimiento del médico”, añadió Morales.

Igualmente, la directora expresó que, mientras más rápido se maneje al paciente, mejor será su pronóstico. Un paciente que recibe el tratamiento y pasa por el proceso de evaluación y terapia tiene tres veces más probabilidad de mejoría que el que no lo recibe.

“Los pacientes no están llegando a tiempo. Son personas que tienen un día común y, de repente, les dan estos síntomas, pero no los identifican, se toman dos aspirinas y se acuestan a dormir. Esperan demasiado para acudir a una sala de emergencias. La voz de alerta es para que lleguen a tiempo”, expresó Morales.

La prevención está en disminuir los factores de riesgo, saber identificar los síntomas e ir rápido a un hospital. Recuerda que, en un evento como este, el tiempo es cerebro.

💬Ver comentarios