Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
La prevención y la vacunación son clave contra el VPH y ayudan disminuir el riesgo de cáncer cervical en las mujeres, al igual que otros tipos de cáncer en mujeres y hombres.
La prevención y la vacunación son clave contra el VPH y ayudan disminuir el riesgo de cáncer cervical en las mujeres, al igual que otros tipos de cáncer en mujeres y hombres. (Shutterstock)

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus de transmisión sexual que afecta tanto a mujeres como a hombres.

El VPH es una causa de mortalidad y morbilidad significativa en mujeres y hombres a nivel global. La infección por VPH está asociada a cáncer anogenital (incluyendo cáncer cervical, vaginal, de la vulva, del pene, y anal) y cáncer orofaríngeo (algunos tipos de cáncer de cabeza y cuello). A su vez, algunos serotipos del VPH pueden estar asociados a verrugas genitales (90% de las verrugas genitales están asociados a los serotipos del VPH 6 y 11).

Existen más de 150 serotipos del VPH y trece de ellos están asociados al desarrollo de cáncer cervical (cáncer del cuello uterino). Aunque existe una prueba de cernimiento para la detección temprana de cáncer cervical en las mujeres, en Estados Unidos y Puerto Rico, se diagnostica esta malignidad anualmente en más de 13,000 mujeres y cerca de 4,000 de ellas mueren a causa del cáncer cervical.

Existe una vacuna de prevención en contra del VPH que beneficia a mujeres y a hombres. A pesar de los beneficios de la vacuna, solo 54% de las mujeres y 49% de los hombres en los grupos recomendados reciben todas las dosis de la vacuna. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), si la tasa de vacunación aumentara a un 80% en las pacientes elegibles, se podrían disminuir 53,000 casos de cáncer cervical. Sin embargo, si la tasa de vacunación no aumenta, 4,400 mujeres adicionales desarrollarán cáncer cervical anualmente.

Actualmente, la vacuna que mayor prevención ofrece incluye nueve serotipos del VPH (Gardasil 9). Esta vacuna es segura y eficaz en la prevención del VPH, incluyendo algunos de los serotipos de alto riesgo para el desarrollo de cáncer y verrugas genitales (6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58). La vacuna está aprobada para mujeres y hombres comenzando desde los 9 hasta los 45 años, aunque el rango de edad recomendado en el itinerario escolar de Puerto Rico comienza entre los 11 y 12 años para ambos: hembras y varones.

La prevención y la vacunación son clave contra el VPH y ayudan disminuir el riesgo de cáncer cervical en las mujeres, al igual que otros tipos de cáncer en mujeres y hombres. Consulta con tu ginecólogo o ginecóloga si tú o tu familia son candidatos para la vacunación y prevención del virus.

La autora es ginecóloga obstetra con oficina en Parra Medical Plaza, 2225, en By Pass, Ponce. Para información, llama al 787-844-6165.

💬Ver comentarios