Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Si tienes diabetes, es importante que tengas un plan de alimentación que cumpla con tus necesidades nutricionales.
Si tienes diabetes, es importante que tengas un plan de alimentación que cumpla con tus necesidades nutricionales. (Shutterstock)

Una de cada tres personas que vive con diabetes en Puerto Rico se encuentra dentro de la población de 65 años o más, y su prevalencia en esta población se mantiene bastante alta y en continuo crecimiento. Es una de las enfermedades más comunes en las personas adultas mayores, por lo que un inadecuado manejo o control puede tener graves complicaciones.

Sugerencias:

1. Es importante la educación y buscar información sobre la diabetes para entender mejor qué es y cómo pudiera afectar tu vida diaria. Empecemos aclarando lo básico, ¿qué es la diabetes? Es una condición crónica que se caracteriza por altos niveles de glucosa (azúcar) en la sangre cuando el cuerpo produce poca o ninguna insulina o si las células no pueden utilizarla de forma correcta.

2. Monitorea tus niveles de azúcar en sangre. Lo ideal es mantener el nivel adecuado, así te ayudará a sentirte mejor y a reducir el riesgo de complicaciones. Una hemoglobina glicosilada controlada debe ser menor de 7%, preferiblemente entre 6% a 6.5%.

Los niveles de glucosa:

· En ayunas: 80-130 mg/dL

· Después de las comidas (1-2 horas después): Menos de 180 mg/dL

3. Ingiere alimentos saludables. Es importante que tengas un plan de alimentación que cumpla con tus necesidades nutricionales. Por esto, es significativo que hables con tu médico o visites un nutricionista. Planificar tus comidas te ayudará a mantener un mejor control de tu condición. Ingiere tus comidas y meriendas a la misma hora; intenta no omitirlas.

Otras recomendaciones son:

· Llena la mitad de tu plato con vegetales y ensalada.

· Mide tu porción de carbohidratos (por ejemplo, arroz, viandas o pasta), ya que estos se convierten en azúcar una vez los ingerimos.

· Mide tu porción de proteínas. Selecciona carnes bajas en grasa.

· Consume frutas frescas, enlatadas o congeladas sin azúcar añadida.

· Prefiere consumir agua.

4. Realiza actividad física. El ejercicio nos ayuda a mantener un peso adecuado y a mejorar nuestro estado de salud. Si aún no estás activo físicamente, habla con tu médico para saber cuáles son los ejercicios adecuados para ti. Siempre es bueno que, antes de cualquier rutina, calientes y estires tu cuerpo por cinco minutos, para prevenir que te fatigues y reducir el riesgo de lastimarte.

5. Finalmente, pero no menos importante, utiliza los medicamentos según recomendados por tu médico. Es importante que conozcas y entiendas cómo funcionan tus medicamentos y, sobre todo, estar pendiente de solicitar repeticiones a tiempo, para que no pierdas una dosis. Para que tu diabetes esté controlada, debes cumplir con tu terapia de medicamentos.

En MMM, contamos con profesionales de la salud que, a través de nuestros programas y servicios, educan y activamente ayudan a controlar la diabetes de nuestros afiliados. Para más información sobre estos servicios, puede llamar al 1-866-333-5471 (libre de cargos) o al 1-877-522-0655 (audio impedidos).

La autora es educadora en Salud de MMM.

💬Ver comentarios