Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
La formación de úlceras en la piel tiene diversas causas.
La formación de úlceras en la piel tiene diversas causas. (Shutterstock)

La formación de úlceras en la piel tiene diversas causas, tales como: origen arterial, traumas, presión, neurópatas y vasculitis, entre otras. Sin embargo, la insuficiencia venosa es la que, más frecuentemente, ocasiona cerca de un 80% del total de las úlceras en las piernas.

Las úlceras se originan por daño a las válvulas presentes dentro de las venas de las piernas, lo que ocasiona que aumente la presión dentro de las venas y se dañen los capilares, lo que impide que los nutrimientos y el oxígeno lleguen adecuadamente a los tejidos. Al mismo tiempo, ocurre un proceso inflamatorio asociado que se conoce como insuficiencia venosa.

Las úlceras venosas afectan negativamente la calidad de vida de los pacientes por infecciones, dolor, olor e impiden las relaciones sociales.

Población en riesgo

Se calcula que el 1% de la población en Estados Unidos padece de úlceras venosas. Son más frecuentes en mujeres que en hombres y, además, en personas altas, fumadoras y con periodos de inactividad física.

Otras personas propensas son las de edad avanzada, con obesidad, con trauma en las piernas y/o con coágulos en las venas.

Síntomas

  • Pesadez
  • Picor
  • Hormigueo en las piernas
  • Hinchazón de las piernas
  • Varicosidades

La piel alrededor de la úlcera es delgada y asociada a mucho picor (dermatitis). En casos más avanzados, la piel es dura y oscura (dermatopatía venosa).

Las úlceras son rojas, drenan abundante líquido y tienen bordes irregulares y poco profundos.

Complicaciones

Si las úlceras no se tratan adecuadamente, pueden generar infecciones severas, cáncer, pueden salir nuevamente, tardar en curarse y existe el riesgo de amputación de extremidades, pies o piernas.

Tratamiento

En un centro especializado como los es el Centro de Cuidado de Heridas y Úlceras Menonita, cada caso es evaluado y se diseña un tratamiento individualizado.

En muchos de los casos se recomienda:

  • Elevar las piernas durante 30 minutos de 3 a 4 veces por día para mejorar el flujo venoso hasta en un 45%.

Este tratamiento, junto con los vendajes de compresión, se considera el mejor tratamiento.

  • Las terapias de compresión con vendajes especiales se consideran como el estándar de cuidado para estas lesiones.

Con este tratamiento se consigue que sanen hasta el 85% de las úlceras venosas.

  • La cirugía se recomienda en casos de úlceras de gran tamaño, duración prolongada o que no mejoran con tratamiento convencional.
  • Medicamentos

Una vez que sane una úlcera

Se recomienda terapia de compresión con uso de medias, de por vida, para evitar que vuelvan a salir. Estas medias se deben remover por la noche y cambiarlas cada 6 meses ya que pierden presión.

Además, para prevenir que las úlceras vuelvan a salir, es importante hacer cambios en el estilo de vida, como:

  • No fumar
  • Mantener la diabetes controlada
  • Hacer ejercicio frecuentemente
  • Descansar bien
  • Perder peso
  • Evitar estar de pie mucho tiempo

El éxito en el tratamiento de úlceras por insuficiencia venosa dependerá, en gran medida, de la atención a tiempo.

En el Centro de Cuidado de Heridas y Úlceras Menonita contamos con un equipo de profesionales especializado para ayudarte.

Para más información o para coordinar una cita, llama al 787-954-8040. ¡Confía tu salud en Menonita!

El autor trabaja en el Centro de Cuidado de Heridas y Úlceras Menonita.

💬Ver comentarios