Apple AirPods Pro | Ante la eliminación de los puertos para audífonos en un mayor número de equipos, los inalámbricos avanzan a convertirse en el estándar. En los iPhone más recientes, la única opción obligada son los AirPods. (Shutterstock.com)
Ninguno de los audífonos de Apple, ni siquiera los AirPods Pro, tendrán apoyo para la reproducción de música de alta resolución.

Apple, Inc., anunció hoy, miércoles, que comenzando en junio, los clientes de su servicio de streaming de música, Apple Music, podrán reproducir canciones codificadas con el sistema de sonido envolvente virtual (virtual surround sound) Dolby Atmos, al igual que música de alta resolución mediante el codec (codificador-decodificador) ALAC, o Apple Lossless Audio Codec.

No obstante, aunque toda la línea de audífonos inalámbricos de Apple apoyarán la reproducción de música producida con Dobly Atmos, ninguno de los audífonos apoyarán la reproducción de música de alta resolución codificada con ALAC, incluyendo los Airpods, Airpods Pro y AirPods Max.

Para reproducir música de alta resolución, necesitará conectar un DAC (convertidor de digital a análogo) externo al puerto Lightning de su iPhone o iPad (o al puerto USB-C o Thunderbolt de su iPad Pro o computadora Mac) y entonces conectar, con un cable estándar de 3.5 milímetros (mm), un par de audífonos regulares al DAC externo.

Según explicó la empresa mediante comunicación escrita, el lanzamiento inicial, pautado para el próximo mes, incluirá miles de canciones codificadas para utilizar Dolby Atmos de artistas como el cantante urbano J Balvin, el violinista y conductor venezolano Gustavo Dudamel, Ariana Grande, Maroon 5, Kacey Musgraves y The Weeknd, entre otros. Apple prometió que nuevas canciones con apoyo para Dolby Atmos serán incluidas en el servicio mensualmente.

Los AirPods Max contarán con un chip H1 y software avanzado para una experiencia auditiva innovadora.
Los AirPods Max introducidos en diciembre del año pasado tampoco tienen apoyo para reproducir canciones de alta resolución, pese a que pueden ser conectados mediante un cable regular de audio.

Los servicios de Dolby Atmos y canciones de alta resolución estarán disponibles desde el mes de junio, y están incluidos en el precio de suscripción, por lo que no hay que pagar dinero adicional.

¿Qué es Dolby Atmos?

La compañía Dolby Laboratories se especializa en crear tecnología para reducir el ruido en grabaciones de audio, al igual que en técnicas para codificar y comprimir sonido, creando archivos que ocupan poco espacio y que retienen gran fidelidad. La empresa también desarrolla estándares de vídeo utilizados en salas de cine y en televisores para el hogar.

Atmos, específicamente, fue diseñado, en principio, como la próxima generación de sonido envolvente para salas de cine, conciertos y para usuarios interesados en reproducir, en sus hogares, la experiencia de ver una película en un cine, o un concierto en un teatro.

Además de contar con apoyo para reproducir sonidos en bocinas específicas alrededor de una persona, Atmos añade canales de “profundidad”, o una manera de interpretar sonidos en tres dimensiones que pueden ser reproducidos en bocinas colocadas en el techo, y cuya “procedencia” puede ser definida con precisión mediante coordenadas.

En otras palabras, audio diseñado con Atmos para cines puede utilizar hasta 128 pistas individuales que se asignan para ser reproducidas por bocinas específicas. Además, cada canal contiene un archivo adicional (metadata) en el que un ingeniero de sonido puede añadir información precisa de localización y cómo el sonido debe moverse entre bocinas.

El efecto, para el usuario, es sonido que proviene de todas partes, pero cada efecto puede ser sentido por la persona como si viniera de un lugar específico.

Aunque la tecnología es mucho más complicada, para efectos de reproducción de música, un ingeniero de sonido puede definir, durante el proceso de posproducción, de “dónde” un sonido aparenta venir, creando así una mezcla envolvente. Y todo esto se puede reproducir en un par de audífonos que solo contienen una bocina por oído, como los AirPods, AirPods Pro y AirPods Max.

Música de alta resolución, pero con escollos

Los suscriptores de Apple Music también tendrán la opción de activar reproducción de alta resolución mediante el codec ALAC. Sin embargo, ninguno de los audífonos actuales de la compañía, y ni siquiera la bocina inalámbrica HomePod, tendrán apoyo para reproducir música en el formato ALAC mediante Bluetooth (sin alambres).

ALAC es un formato de audio de alta calidad diseñado por Apple. En palabras sencillas, ALAC utiliza algoritmos matemáticos para mantener la alta fidelidad de una grabación, pero eliminando información redundante o repetida. Esto lleva a archivos que ocupan poco espacio, pero que retienen, matemáticamente hablando, la misma calidad que la grabación original.

El problema es que todos los audífonos actuales de Apple son inalámbricos; se conectan a su iPhone, iPad o Mac mediante el protocolo Bluetooth. Bluetooth es un estándar de comunicación inalámbrica de corto alcance (30 pies o menos),y su banda de transmisión es sumamente estrecha, con una velocidad máxima de transferencia de 2 Megabits por segundo (Mbps).

El estándar de audio regular utilizado por Apple es AAC (Apple Audio Codec), en el que la música es codificada a un máximo de 16-bits, conocido como calidad de CD o disco compacto, y a un bitrate (compresión) máximo de 256 kilobits por segundo (kbps). En la línea de audífonos actuales de Apple, estas especificaciones son más que suficientes para ofrecer buena calidad de sonido que puede ser transmitido mediante Bluetooth sin exceder la limitada banda de la especificación.

En cambio, canciones codificadas con ALAC pueden ser creadas desde 16 hasta 32 bits de resolución y con bitrates mucho mayores a 256 kbps. Una canción, fácilmente, puede tomar entre 10 a 20 Megabytes (MB) de espacio, y un álbum entero, entre 400 a 500 MB. Con una resolución y bitrates más altos, enviar una canción ALAC mediante una conexión de Bluetooth fácilmente saturaría la banda de transmisión.

Además, tanto el dispositivo reproductor como los audífonos necesitarían tener apoyo para el codec ALAC, algo que ninguno de los audífonos de Apple contiene en estos momentos. Aunque Apple, quizás, podría añadir el codec mediante una actualización del firmware de sus audífonos, la empresa no ha mencionado nada sobre dicha posibilidad.

Es por esto que, para poder reproducir música de alta resolución en Apple Music, necesitará comprar un convertidor de digital a análogo (DAC) externo con un cable convertidor de Lightning a USB (o de USB-C a USB, o USB-C a USB-C), y luego conectar audífonos normales (no inalámbricos) al DAC mediante un cable regular de audio (2.5, 3.5 o 4.5mm). Esto conlleva un costo adicional, tanto para adquirir el DAC y un nuevo par de audífonos.

El DAC, de paso, se encarga de todo el procesamiento y conversión del audio digital al formato análogo que utilizan los audífonos regulares. Su iPhone/iPad/Mac pasan los datos directamente al DAC, el DAC los convierte y luego pasa el sonido a los audífonos. Un DAC externo suele proveer otras ventajas, como mejor calidad de audio (pues los procesadores dedicados para audio suelen ser mucho mejores que los que se encuentran en un celular), apoyo para muchos otros formatos, bitrates y resoluciones, y, si contienen un amplificador integrado, la energía necesaria para sacarle el máximo provecho a sus audífonos.

💬Ver comentarios