Imagen del iPhone 12 Pro. En el nuevo iPhone, los emsamblajes de lentes podrían permanecen dentro del cuadrado de cristal y no protuberar, como en el modelo actual y versiones anteriores. (Agencia EFE)

Apple Inc. podría incluir actualizaciones en el nuevo iPhone para el 2021 que, finalmente, equipararían el teléfono móvil a los modelos que utilizan el sistema operativo Android de fabricantes como Samsung, OnePlus y Google.

De acuerdo a una historia en el portal de Forbes, el diseño más cuadrado que debutó en el iPhone 12 del año pasado (que, de por sí, fue una actualización del diseño del iPhone 4 y 5) regresará en el 2021, pero con un panel trasero en cristal que ofrecerá un mejor agarrre.

A diferencia de múltiples rumores, Apple, al parecer, mantendrá el puerto Lightning para cargar mediante cable y para conectar el nuevo iPhone a una computadora. Al menos por este año, Apple no eliminará el puerto, como se rumoraba que harían en favor del “nuevo” sistema de carga inalámbrica MagSafe que debutó con el iPhone 12.

Por su parte, Apple, al parecer, finalmente incorporará pantallas ProMotion con tiempos de refresco de 120 hercios (Hz) en el nuevo iPhone, algo que debieron incluir en el iPhone 12. Según Forbes, múltiples fuentes han corroborado la inclusión de una pantalla LPTO OLED de 120Hz. LPTO permite variar el tiempo de refresco de la pantalla de forma dinámica, como en el Galaxy S21 y Xiaomi Mi 11.

Aunque el “notch” en la parte superior de la pantalla, que alberga la cámara frontal, el sensor para la funcionalidad de FaceID y otros sensores, no desaparecerá este año, es espera que su tamaño sea reducido considerablemente.

Además, Apple podría traer de vuelta un sensor TouchID (probablemente integrado en el botón de encendido) que facilitaría acceder al teléfono mientras se utiliza una mascarilla. TouchID debutó en el 2013 con el iPhone5s y se utilizó hasta el iPhone 8 Plus; también se utilizó en varios iPads.

Del mismo modo, Apple podría implementar funcionalidad de pantalla “always-on”, como Samsung y otros fabricantes de teléfonos Android han hecho por años. Mediante la funcionalidad “always-on”, la pantalla mostraría información básica de estatus, como la hora, fecha, señal y nivel de la batería, al igual que iconos de aplicaciones que han recibido notificaciones.

En cuanto al renglón de las cámaras, Apple podría añadir una modalidad de astrofotografía automática cada vez que un usuario intente tomar una foto del cielo. Nuevamente, Samsung ha ofrecido esta funcionalidad en el pasado.

Además de un nuevo sensor ultra ancho y ensamblaje de lente (la publicación no mencionó si Apple se unirá a la “guerra de los megapixeles”, pues el iPhone 11 y 12 utilizan básicamente los mismos sensores de 12 Megapixeles, o MP; Samsung lleva dos años utilizando un sensor principal de 108MP), los usuarios ahora podrían manipular manipular la profundidad de campo al tomar vídeo. Esta funcionalidad ha estado disponible al tomar fotos en la modalidad de “portrait” aunque, básicamente, es un truco digital y no un verdadero método para manipular la profundidad de campo cambiando la apertura del lente.

Mientras, se espera que Apple debute la próxima version de su serie A de procesadores en el nuevo iPhone. De seguir el mismo esquema de nombres, el próximo CPU del nuevo iPhone debería ser el A15. También podrían incluir Wi-Fi 6E, el estándar que utiliza la banga de 6 Gigahercios (Ghz) para enviar y recibir datos. Wi-Fi 6 todavía utiliza las bandas de 2.4Ghz y 5Ghz que, dependiendo de dónde viva, podrían estar saturadas con routers de veciones y negocios.

La banda de 6Ghz permitiría correr una red con poca o ninguna interferencia y mayores velocidades de transferencia entre el nuevo iPhone y una computadora, pero también requeriría comprar un router con funcionalidad Wi-Fi 6E, como los presentados en CES este año y que, en estos momentos, no son nada baratos (de $300 hasta $1,200 por modelos mesh).

Otros cambios que se esperan son modems 5G más eficientes y con apoyo para más bandas, más almacenaje en los modelos más baratos (modelos que comienzan con 64GB finalmente podrían desaparecer), e imanes más potentes para el sistema de MagSafe.

Este último punto preocupa a la comunidad médica, pues estudios han demostrado que los imanes existentes en la línea iPhone 12 son capaces de desactivar marcapasos y defibriladores en pacientes que tienen uno o ambos dispositivos en sus cuerpos.

💬Ver comentarios