El carro, presentado el martes 14 de julio de 2020, emplea cámaras, sensores y una báscula para detectar de forma automática los productos que dejan los usuarios. (The Associated Press)

Nueva York — Amazon tiene una cura para las largas filas en el supermercado: un carro inteligente.

El carro, presentado hoy, martes, por la compañía, utiliza cámaras, sensores y una báscula para detectar de forma automática los productos que meten los clientes. Hace una lista y después les cobra a su cuenta de Amazon cuando salen de la tienda. No hace falta ningún cajero.

Se trata de un nuevo intento de Amazon por transformar el sector del supermercado y ofrecer una solución para las largas filas de espera para pagar.

El gigante del comercio electrónico abrió un supermercado sin cajera en Seattle que utiliza cámaras y sensores en el techo para registrar lo que cogen los clientes y les cobra cuando se marchan. Amazon.com Inc. también tiene unas 25 tiendas pequeñas de alimentación con tecnología similar.

El carro, llamado Amazon Dash Cart, empezará a funcionar en un nuevo supermercado en Los Ángeles que la empresa espera abrir este año. La tienda tendrá cajeras, aunque Amazon dijo que quería dar una opción a los clientes para saltarse las filas.

En el futuro, el sistema podría utilizarse en la cadena de alimentación Whole Foods de Amazon o en otros establecimientos, si la firma vende la tecnología, aunque en este momento no hay planes para ninguna de las dos cosas.

Hay compañías tecnológicas pequeñas trabajando en carros similares y que se están probando en tiendas, aunque muchos requieren escanear los productos antes de colocarlos dentro.

El carro de Amazon no requiere escanear. Una pantalla cerca del mango enumera lo que se está cobrando y el carro detecta si se saca algo y lo retira de la cuenta. También hay una forma de indicar si el cliente tiene que colocar una chaqueta o un bolso en el carro para no tener que cargarlos.