La línea de portátiles MacBook y sus derivados es una fuente de ingresos sólida para Apple. (Shutterstock)

Apple, Inc. presentó en la tarde de hoy, martes, versions actualizadas de sus líneas de computadoras MacBook Air, MacBook Pro y Mac Mini con el nuevo procesador central M1 diseñado internamente por la empresa.

La compañía, con sede en Cupertino, California, reveló, el pasado mes de junio, durante la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) que dejarían de utilizar CPUs (Central Processing Unit, o el cerebro de una computadora) diseñados y fabricados por Intel y que, a finales del año en curso, harían disponible nuevas Macs con procesadores diseñados por Apple, con el nombre de Apple Silicon.

Apple finalmente presentó su nuevo procesador, con el nombre M1, y anunció que nuevas versiones de las portátiles MacBook Air y MacBook Pro de 13 pulgadas, al igual que una nueva Mac Mini para desktop, entrarán en proceso de preventa desde hoy y estarán disponibles para el público desde el próximo martes (17 de noviembre).

Mientras, el nuevo sistema operativo macOS Big Sur estará disponible para el público desde este jueves y funcionará tanto en máquinas con procesadores Intel como en las nuevas Macs con CPUs M1.

No es la primera vez que Apple transiciona de una familia de CPUs a otra: las primeras Macs (1983) utilizaron procesadores de Motorola, y en el 1994 cambiaron de Motorola a la arquitectura PowerPC creada por Apple en uninón con IBM y Motorola. El cambio a Intel y su línea de procesadores Core se completó en el 2006 y duró hasta este año.

Repasa aquí la presentación virtual:

Aunque Apple presentó nuevas Macs con el procesador M1, su tienda en apple.com todavía ofrece las mismas máquinas con los procesadores Intel presentados este año. La compañía tampoco dijo nada sobre su línea de desktops iMac y iMac Pro con pantallas integradas, ni habló sobre sus planes para la línea Mac Pro, que fue resideñada y reintroducida este año con nuevos CPUs de Intel.

Procesador M1

Apple ha diseñado sus propios procesadores móviles desde el 2007 con la introducción del primer iPhone, y en el caso de las Macs, con los coprocesadores T1 y T2. La serie A, basada en la arquitectura y sets de instrucciones de la empresa Arm, han ido evolucionando desde entonces hasta la generación actual, el A14 Bionic dentro de la línea iPhone 12 y el iPad Air de 2020, y ahora con el procesador M1.

Aunque Apple no lo mencionó específicamente, el CPU M1, se cree, todavía utiliza la arquitectura de Arm, pero altamente modificada para los requierimientos de la compañía. El M1 es lo que se conoce como un System on Chip o SoC, un solo “paquete” que incluye el CPU, el controlador de memoria, controlador de almacenaje, “tarjeta” de vídeo integrado, una unidad de seguridad interna cifrada, y los demás coprocesadores que Apple requiere para sus máquinas.

El M1 es un SoC de ocho núcleos principales de procesamiento (cuatro de alta velocidad y cuatro de alta eficiencia) que, según la presentación, supera el desempeño de las MacBooks de quinta generación (2020) con procesadores Intel Core i5 de cuatro núcleos. El CPU, además, adopta un esquema de Arquitectura Unificada de Memoria (UMA) en el que el procesador, los coprocesadores y el procesador integrado de gráficas tienen acceso directo a la memoria principal.

El procesador se construirá en un proceso de cinco nanómetros (el primer CPU para portátiles o desktops de dicho tamaño), igual que el A14 Bionic, con 16 billones de transistores y, según las gráficas de Apple, solo utiliza un máximo de 10 vatios. Apple prometió desempeño hasta tres veces más rápido que las MacBooks con CPUs Intel, pero no mencionó nada sobre las velocidades (frecuencias) máximas y mínimas del M1. Sí sostuvo que el CPU puede procesar hasta 11 trillones de operaciones por segundo.

El M1, además, contiene un controlador Thunderbolt y USB4 con conexiones Type-C que permiten transmitir vídeo a DisplayPort y PCI Express y transferencias de hasta 20 Gigabits por segundo (Gb/s), o 2,500 Megabytes.

El CPU también trae a la mesa el Neural Engine de 16 núcleos incluido en el A14 Bionic del iPhone y iPad que acelera operaciones de inteligencia artificial y machine learning. El procesador integrado de gráficas también es un diseño de ocho núcleos.

La foto muestra a Tim Cook, presidente de Apple, utilizando la nueva MacBook Air con el procesador M1.

La arquitectura Arm le permite a Apple diseñar procesadores rápidos y que utilizan poca energía, algo que Intel no ha podido proveer (al menos en términos de eficiencia) desde que es estancaron en el proceso de fabricación de 14 nanómetros desde el 2014, con la introducción de Broadwell, hasta el 2019, con el lanzamiento de la línea Rocket Lake. Apple sostuvo que el M1 utiliza un cuarto de menos energía menos energía que procesadores actuales, y el procesador de gráficas hasta un tercio menos que el procesador de gráficas integrado de Intel, Iris Pro.

Rosetta 2 y macOS Big Sur

El procesador M1 no utiliza el set de instrucciones x86_64 que utilizan los procesadores Intel. Por consiguiente programas y aplicaciones compiladas para correr en CPUs de Intel no funcionarían en el nuevo M1 si no son recompilados bajo el set de instrucciones de Arm, o convertidos mediante otra aplicación.

Dado que Apple ha utilizado procesadores Intel desde el 2006, la compañía necesita un programa de “traducción” que recompile, al instante, ejecutables escritos para Intel en ejecutables que funcionen con el M1. Es aquí donde entre el programa Rosetta 2.

Similar al proceso que adoptaron en la movida de PowerPC a Intel, Rosetta 2 toma ejecutables escritos para Intel y los "convierte', en tiempo real, para funcionar con el CPU M1. Apple prometió que muchos programas para Intel corren más rápido bajo Rosetta 2 que nativamente en un ambiente x86_84, pero no ofreció números de desempeño concretos, aparte de decir que las nuevas Macs son 2.8 veces más rápidas que las versiones Intel, y que el procesador de gráficas integrado es hasta cinco veces más rápido.

El videpresidente de ingeniería de hardware de Apple, John Ternus, presentó la funcionalidad del procesador M1.

Los desarrolladores de programas y aplicaciones tendrán tiempo para rescribir a lo que Apple denominó como un ejecutable Universal, un programa que contiene código tanto para el M1 como para Intel. Puesto que Apple continúa ofreciendo versiones Intel de sus laptops, ese será el camino que muchos desarrolladores tomarán. Si nos dejamos llevar por el pasado, Apple descontinuó el programa Rosetta dos años después de iniciar la transición de PowerPC a Intel, así que podrían utilizar esa misma regla en esta ocasión.

Big Sur fue desarrollado para apoyar tanto los procesadores Intel actuales como el nuevo M1. El usuario de máquinas Intel no deberían notar diferencias en desempeño, pero Apple confirmó que rescribió las aplicaciones incluidas con Big Sur como aplicaciones Universales, que pueden correr nativamente tanto en Intel como en el M1.

Apple mencionó que Adobe presentará una versión universal del editor de fotos Lightroom este año, y que una versión universal de PhotoShop estará disponibles al principio del 2021.

Aunque el iPhone y el iPad han podido llevar a cabo, desde hace varias generaciones, tareas usualmente reservadas para computadoras portátiles o desktops, está por verse si los postulados de desempeño hechos por Apple son ciertos o no.

Las nuevas Macs

Apple comenzó su nueva era de procesadores diseñados in-house actualizando las líneas MacBook Air, MacBook Pro de 13 pulgadas y la desktop compacta Mac Mini. Aunque las máquinas no sufrieron cambios externos y utilizan el mismo diseño que las versiones Intel presentadas este año, sus componentes internos sí son distintos.

La MacBook Air de 13 pulgadas comenzará con un precio de $999 e incluye el procesador M1 con 8 o 16 GB de memoria principal, pantalla Retina con apoyo para espacio de color P3, nuevos SSDs (almacenaje, una nueva cámara frontal 720p con técnicas de procesamiento derivadas de las cámaras del iPhone y con un sentor Touch ID integrado. La compañía también promete que la batería durará hasta 15 horas navegando con Wi-Fi, y hasta 18 horas viendo vídeos. Tendrán dos puertos Thunderbolt/USB4 y un puerto para audífonos. La MacBook Air no tiene abanicos y su sistema de enfriamiento es completamente pasivo y silencioso.

La foto muestra la nueva MacBook Pro de 13 pulgadas.

Mientras, la MacBook Pro de 13 pulgadas comenzará con un precio de $1,299 y tendrá las mismas opciones de memoria, capacidad de almacenaje, puertos de conexión y la misma cámara frontal que la MacBook Air. La máquina sí tendrá una batería más grande que podrá durar entre 17 hasta 20 horas, y el teclado incluye el TouchBar que puede ser configurado de distintas maneras o por aplicación. También incluye Touch ID. La máquina sí incluye un grupo de tres micrófonos que Apple denominó como de “calidad de estudio de grabación” y un sistema de enfriamiento con un abanico

Finalmente, la Mac Mini ($699 hasta $899) tiene las mismas opciones de configuración que las dos portátiles, pero sin Touch ID, sin la cámara integrada y con más conexiones como Ethernet, HDMI 2.0 y cuatro puertos USB: dos Type-C y dos USB Type-A. La máquina también incluye un abanico de enfriamiento.