Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El robot Peanut, de Keenon, era uno de los elementos distintivos de un hotel en Hangzhou; ahora se usa para repartir comida entre los huéspedes que están en cuarentena. (La Nación/GDA)
El robot Peanut, de Keenon, era uno de los elementos distintivos de un hotel en Hangzhou; ahora se usa para repartir comida entre los huéspedes que están en cuarentena. (La Nación/GDA)

El robot Peanut, de la empresa Keenon, se encarga de llevar comida a las personas aisladas en cuarentena en un hotel de Hangzhou, en China, con motivo del brote de coronavirus.