Empresas de ciberseguridad han advertido que cibercriminales vinculados a gobiernos como Rusia y Corea del Norte han intentado robar datos valiosos sobre el desarrollo de vacunas. Este es solo uno de los ejemplos de los riesgos latentes en esta etapa crítica de vacunación. (AP /Hans Pennink)
Empresas de ciberseguridad han advertido que cibercriminales vinculados a gobiernos como Rusia y Corea del Norte han intentado robar datos valiosos sobre el desarrollo de vacunas. Este es solo uno de los ejemplos de los riesgos latentes en esta etapa crítica de vacunación. (AP /Hans Pennink) (The Associated Press)

Conforme se amplía la vacunación contra el COVID-19, el cibercrimen se vuelve más peligroso para la industria farmacéutica, advirtió Daniel Vega, gerente de Fortinet en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses.

Esto responde, según planteó, a que el sentido de urgencia para adelantar la recuperación en los distintos países puede crear la oportunidad perfecta para que los criminales exploten alguna vulnerabilidad. Por ello, recalcó que “las empresas farmacéuticas están obligadas a fortalecer el blindaje de su información y establecer una estrategia integral de ciberseguridad para evitar ataques cibernéticos”.

En un escenario de intrusión exitosa en una operación biofarmacéutica, los riesgos incluyen el robo de propiedad intelectual, la necesidad de repetir ensayos clínicos si se levantan dudas sobre su integridad, los daños a la reputación de la farmacéutica o de las entidades que participan en la vacunación, tiempo sin operar, litigios y pérdida de ingresos, enumeró el ejecutivo de Fortinet.

Vega insistió en que estos mismos riesgos hacen imperativo que las empresas de logística, colaboradores, gobiernos y organizaciones involucradas en el proceso de vacunación sean conscientes de sus interacciones digitales y las estrategias de ciberseguridad que implementan.

“El Foro Económico Mundial y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han señalado al cibercrimen entre los principales riesgos para la humanidad, junto a los desastres naturales y el cambio climático, y hemos visto cómo en poco tiempo la pandemia de la COVID-19 ha exacerbado los riesgos virtuales para todas las industrias”, agregó Vega.

“Al integrar las soluciones adecuadas de ciberseguridad en los organismos encargados del desarrollo, fabricación y distribución de vacunas, la información y el capital intelectual de las farmacéuticas, así como la vida de los millones de personas que se benefician a diario con la vacunación estarán protegidas a escala global”, subrayó.

Las principales amenazas que enfrentan las farmacéuticas y organizaciones involucradas en la vacunación son:

● Falta de planificación en la adopción tecnológica: gracias a la integración de dispositivos de Internet de las Cosas (IoT) y de procesos industriales (OT), la superficie de ataque se ha expandido enormemente en la industria farmacéutica. Los ataques se dan como resultado de migraciones a la nube, medicina conectada y telesalud y la proliferación de puntos finales donde se almacena información relevante.

● Una red cada vez más compleja: durante los últimos años las farmacéuticas, al igual que otras industrias, han incorporado tecnologías más complejas a sus procesos. En consecuencia, la mayoría de estas empresas se enfrentan al mantenimiento de sistemas de seguridad que requieren de mayores cuidados y herramientas, lo que exige que el equipo de tecnología esté capacitado y cuente con soluciones integradas a la infraestructura de sus redes.

● Atacantes internos: el daño generado por fuentes internas puede ser difícil de detectar porque estas amenazas abarcan una amplia gama de comportamientos y motivos. Una amenaza podría provenir de un empleado descontento que intenta interrumpir las operaciones, un miembro del personal que busca ganar dinero extra vendiendo datos o un colaborador bien intencionado que simplemente pasa por alto una política de seguridad de la empresa para ahorrar tiempo.

● Escasez global de profesionales de ciberseguridad: actualmente, la fuerza laboral mundial en el sector de la ciberseguridad debe crecer un 145% anual para satisfacer la demanda de talento calificado. Esto implica un riesgo para las empresas farmacéuticas que requieran contar con profesionales capacitados que puedan desarrollar una estrategia integral para proteger toda su cadena de investigación y desarrollo, y para responder con rapidez a las amenazas cambiantes.

💬Ver comentarios