El mes de mayo del año en curso ha sido nefasto tanto para Bitcoin como para muchas otras criptomonedas, y en el caso específico de Bitcoin, en tan solo dos semanas llegó a perder más del 30 por ciento de su valor.
El mes de mayo del año en curso ha sido nefasto tanto para Bitcoin como para muchas otras criptomonedas, y en el caso específico de Bitcoin, en tan solo dos semanas llegó a perder más del 30 por ciento de su valor. (Agencia EFE)

El valor de la divisa electrónica o criptomoneda Bitcoin comenzó a subir de valor a mediados de abril de 2020, cuando una sola moneda costaba alrededor de $8,500, hasta alcanzar, el 13 de abril de 2021, $64,899, su valor más alto hasta la fecha.

Este meteórico ascenso superó, con creces, el primer boom registrado por la divisa desde su creación en el 2014, cuando el 15 de diciembre de 2017 llegó a un valor pico de $17,738.68.

En los meses subsiguientes a diciembre de 2017, el valor de Bitcoin se estrelló de manera estrepitosa hasta alcanzar una baja de $3,410.15 el 10 de diciembre de 2018. Sin embargo, el mes de mayo del año en curso ha sido nefasto tanto para Bitcoin como para muchas otras criptomonedas, y en el caso específico de Bitcoin, en tan solo dos semanas llegó a perder más del 30 por ciento de su valor.

¿A qué se debe la repentina caída del valor de divisas electrónicas como Bitcoin, Ethereum, Binance y Dogecoin? ¿El mercado de criptomonedas se está acercando a otra caída monumental como la que se experimentó en el 2018?

Las criptomonedas son divisas descentralizadas

Las divisas electrónicas, a diferencia de divisas tradicionales como el dólar estadounidense, no son respaldadas por un gobierno o país y no son controladas por instituciones financieras tradicionales (bancos) que pueden influenciar su valor. Por ende, no están sujetas a regulaciones tradicionales, no son afectadas por tazas de inflación y, a grandes rasgos, no pueden ser medidos u analizados con mecanismos tradicionales.

En otras palabras, son divisas descentralizadas que son creadas en una computadora y viven y son intercambiadas de forma electrónica.

En esencia, el valor de una criptomoneda depende del número de monedas disponibles y la demanda para adquirirlas o producirlas (minarlas), al igual que el costo (en energía) para producirlas, las recompensas para los mineros que verifican la autenticidad de las transacciones y el número de criptomonedas que compiten en el mercado, entre otros factores.

Al no estar controladas por gobiernos o instituciones financieras, las criptomonedas son extremadamente vulnerables a acciones tan simples como los comentarios de personas influyentes, o a las reglamentaciones creadas por países para regular la compra-venta de dichas divisas electrónicas. Esto nos lleva a dos factores que contribuyeron a la caída del valor de las criptomonedas registrado el 19 de mayo.

El efecto Elon Musk

Elon Musk, dueño de la empresa de vehículos eléctricos Tesla y de la compañía aeroespacial SpaceX, tiene el poder de afectar los mercados bursátiles con solo publicar uno o varios tuits.

Su poder es tan abarcador que, en el 2019, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) le prohibió escribir tuits (sin ser aprobados primero por un abogado) sobre el estado financiero de Tesla, posibles adquisiciones de otras compañías, estadísticas de producción y ventas, posibles ideas de expansión, proyecciones o estimados sobre los negocios de Tesla, eventos relacionados a las acciones de Tesla, sobre solicitudes legales o regulatorias, y tuitear sobre cualquier evento que requiera someter un formulario 8-K.

Los tuits de Elon Musk han causado alzas y desplomes en el valor de las divisas digitales.
Los tuits de Elon Musk han causado alzas y desplomes en el valor de las divisas digitales.

Sin embargo, Musk, un férreo propulsor de las divisas electrónicas, no está atado a dicho acuerdo cuando se trata de criptomonedas, y sus tuits sobre el tema tienden a crear alzas o descensos en el valor de las monedas que menciona. El empresario es reconocido por ser de los pocos en apoyar la criptomoneda Dogecoin, la divisa que comenzó como un meme para demostrar cuán fácil es crear una criptomoneda.

El 12 de mayo, el valor de Bitcoin cayó en un 12 por ciento luego que Musk tuiteó que Tesla suspendió el uso de Bitcoin como método de pago para adquirir vehículos. Musk indicó que la decisión se tomó luego de analizar la gran cantidad de emisiones que se generan durante el proceso de “minar” o crear nuevas criptomonedas; después de todo, la creación de las divisas se realiza en computadoras que, dependiendo de la operación, pueden utilizar grandes cantidades de electricidad para verificar una transacción.

Las advertencias y prohibiciones del gobierno de China

China es el país con más “mineros” de Bitcoin en el mundo; el país con una población, en el 2019, de 1,398 billones fue responsable, en el 2020, de minar el 65 por ciento de Bitcoins nuevos. Le sigue Estados Unidos con un distante 7.24 por ciento.

Aunque Bitcoin es una divisa digital descentralizada y que no cuenta con el apoyo de ningún gobierno, sí es susceptible a las regulaciones gubernamentales que controlan la manera en que son adquiridas y utilizadas en países. Esto fue lo que sucedió el 19 de mayo, cuando el gobierno de China anunció más restricciones sobre el uso de criptomonedas en su territorio.

En esencia, el gobierno chino advirtió a las instituciones financieras y bancos que operan en su territorio que no deben participar en transacciones relacionadas a criptomonedas, y que tampoco deben ofrecer a sus clientes servicios relacionados a divisas digitales.

La mera amenaza de la implementación de más reglas causó, menos de 24 horas después, que el valor de Bitcoin cayera en más de un 30 por ciento, hasta alcanzar $30,202 por una moneda; el día comenzó con un precio de por encima de $40,000. Hasta el 29 de mayo de 2021, el valor de Bitcoin se encontraba en $34,514.73, según el portal Coinbase.com.

El anuncio del gobierno de China también afectó a otras divisas populares como Ethereum, Tether y Binance, que experimentaron caídas en el valor de sus respectivas monedas. En total, el mercado de divisas digitales perdió, en un solo día, sobre $1 trillón en los mercados de criptomonedas.

El anuncio del pasado miércoles no fue la primera vez que China expresa grandes reservas hacia la divisas digitales. El gobierno declaró, en el 2013, que las criptomonedas no constituyen dinero real, por lo que le prohibió a las instituciones bancarias y financieras a realizar transacciones. Aunque el público puede tener criptomonedas y comprarlas o venderlas, los mercados de valores no pueden realizar transacciones con dichas divisas.

China también prohibió, en el 2017, la presentación de nuevas criptomonedas, un mecanismo utilizado por empresas para generar capital ofreciendo sus divisas al público en general.

Pese a la fuerte caída de la última semana, Bitcoin continúa desafiando todos los pronósticos. En enero de 2020, el valor de una moneda era de poco más de $7,000, y aunque ahora se encuentra entre $33,000 a $36,000 por moneda, esto todavía representa un aumento en valor de más de un 300 por ciento.

Sin embargo, los eventos registrados en las últimas dos semanas demuestran la fragilidad de las divisas digitales y los sucesos que pueden modificar su valor, prácticamente, de la noche a la mañana.

💬Ver comentarios